• Jorge Meléndez

Cuando gana la negación

Las reacciones no se hicieron esperar. Luego de escribir durante dos días, el pasado viernes y sábado, sobre el "Síndrome del Impostor", fueron muchos los que me escribieron por diferentes medios para decir que lo escrito había impactado algo en ellos. Muchos todavía le cuesta creer (negación) la presencia de este personaje (ya que el síndrome te puede convertir en eso) en sus vidas.


Vamos a darle a varias personas el beneficio de la duda. Pensemos que el síndrome del impostor le da a todo el mundo, menos a ti. Tu tienes todas las razones para no hacer las cosas. Todas las circunstancias que hoy limitan tu capacidad de crecimiento, expansión y romper tus barreras son reales y no hay nada que puedas hacer al respecto. Solo esperar a ver si alguna día cambian o te mueres. ¿Qué nombre le pones a esa historia?


El problema de negar la existencia de algo te puede servir por un tiempo. ¿Qué sucede cuando personas con situaciones iguales (o peores) que las tuyas logran lo que tu dices que no se puede lograr? ¿Suerte? Eso dice el síndrome del impostor. ¿Esa persona logró convencerlos de algo que en realidad no es cierto? Eso dice el síndrome del impostor. ¿Tiene acceso a cosas que tu no tienes? Eso también es parte del síndrome del impostor.


Esto lo he dicho muchas veces en diferentes blogs: "somos animales de hábito y costumbre". Una de las cosas que más nos gusta es condicionar la mente y repetir nuestros hábitos. La costumbre, las rutinas, los ciclos y los patrones de comportamiento y pensamiento son algunos de los aspectos que más tendemos a repetir y condicionar. Mientras más pequeño el espacio que tenemos, mejor para controlarlo, limitarlo y condicionarlo. Eso hace que habite en esos espacios algún tipo de persona. ¿Síndrome del impostor?


El punto no es tener la razón, pero si miras, de algo ya tienes la razón en tu vida. Especialmente, de las cosas que no has logrado que quieres lograr. Una de las cosas que logra hacer este síndrome es creer lo que quieres creer y querer sustentarlo. Para algunas personas, es una forma de vivir: limitar su realidad, defender por qué no puede hacer las cosas, vivir en el pesimismo, matar su optimismo, no desarrollar su fe, no soñar, no fortalece o desarrollar su creatividad o su imaginación. Eso se llama miedo y hasta que no lo enfrentes, seguirá ahí. No importa el nombre que le pongas.


Pues sí, pensemos que el síndrome del impostor no existe. ¿Qué vas hacer con tu negación? ¿Qué vas hacer con tu incredulidad? ¿Qué vas hacer con tus excusas? ¿Qué vas hacer con el talento no desarrollado? ¿Qué vas hacer con tus sueños? ¿Qué vas hacer para liberar quién eres en realidad? La negación sirve para defender un punto de vista, pero no altera la realidad, ni lo que está pasando. ¿Qué vas hacer al respecto?


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!


NOTA: el próximo 30 de noviembre y 1ro de diciembre es el taller de "La historia del héroe", co facilitado por Sergio Hernández Ledward y este servidor. En dos días vas a tener claramente identificada la historia que define tu vida y que será parte vital de tu marca personal. Vas a trabajar tres aspectos: las siete etapas de una vida con significado; cómo tu historia se convierte en una metáfora con poder y cómo conviertes tu historia en un regalo que compartes con poder y presencia en el mundo. Ultimos 10 cupos. Escribe ahora al +52 1 55 1139 2095.


#crecimientopersonal #hábitos #mentalidad #miedos #blogger #anquiro #sueños #sindromedelimpostor #negación #libertad



La negación tiene muchas consecuencias.






170 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector