• Jorge Meléndez

¡Cuidado con lo que deseas!

Actualizado: 5 de ago de 2019

Cuando el estudiante está listo, el maestro aparece, dice el refrán. ¿Qué pasa si cuando aparece el maestro, el estudiante sólo quiere aprender a su manera y no como requiere el proceso?


Imagínate que llevas tiempo pidiendo que cambien las cosas. Que te brinden las herramientas necesarias para hacer mucho más viable el que alcances un sueño o un meta. Pues llego la hora, te dieron mucho más de lo que te imaginabas.


El camino está expédito para que lo logres. Hay un pequeño problema, hay alguien que no quiere participar con el nivel de apertura, flexibilidad, honestidad, humildad e innovación que se requiere. Ese alguien es tu mente.


Hace unos años me decía un amigo que un médico de cirugías estéticas le contaba de uno de los problemas principales que enfrentaba con muchos pacientes. Mucha gente deseaba un cuerpo ideal y cuando lo tenía (Gracias a la cirugía) comienza a aparecer todo lo que estaba oculto debajo de lo que era el cuerpo imperfecto; los miedos, la vergüenza, las críticas o las cosas que se decían y cómo se sentían.


Mucha gente tenía que entonces trabajar con las creencias limitantes que vivían en su mente, ya que con todo y el cuerpo que tenían no se sentían suficientes o completos. Es como si el problema no era cumplir el deseo, sino eliminar la creencia que habitaba en su mente porque no lo podían tener. ¿Qué tal si hubiesen trabajado con la creencia primero?


Volviendo al tema por donde empezamos este blog. Tu eres el envase donde se guarda todo. Tu manera de pensar, de creer, de actuar, de ver las cosas y de generar resultados está guardado en ese envase.


Tu puedes desear lo que sea. Desde tener dinero, vivir en paz, tener una pareja ideal, cambiar el mundo hasta tocar la vida de muchas personas. Ahora, tu puedes pensar que tienes muchas circunstancias por las que no lo alcanzas. Esta noche puede aparecer en tu cuarto un genio y eliminar todas tus circunstancias con sonar sus dedos. Eso no resolvería el problema.


¿Por qué? Porque quien guarda el secreto, TU, tienes el elemento más importante para manifestar el sueño: tu mente y la manera en que filtras todo. Hasta que no alteres radicalmente la manera en que procesas y ves las cosas, no vas a cambiar la manera en que te relacionas con las cosas y lo qué haces con ella.


Se ha dicho que mañana podrían repartir la riqueza del mundo entre toda la humanidad a partes iguales y en seis meses volveríamos a estar en el mismo lugar. El problema no es contenido (tener las cosas, en este caso dinero), sino el contexto (el SER) desde el que operamos.


Si yo no altero la manera en que filtro todo lo que quiero (pensamientos), mis acciones y actitudes (el Hacer) van a convertirse en el mismo resultado (el Tener). Todos queremos Tener, pero no estamos dispuestos a tocar o alterar radicalmente el SER. Creemos que el Hacer más (o si me eliminan las circunstancias) es suficiente. No lo es.


Trabajar el SER requiere mucho, ya que implica alterar la manera en la que piensas y crees. El próximo lunes vamos a mirar el porqué trabajar con liberar tu SER y alterar tu manera de pensar es tu mejor opción y tu mayor resistencia.


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!



#crecimientopersonal #mindset #habitos #contexto #contenido #ser #resistencia #blogger #anquiro

171 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector