• Jorge Meléndez

Defensas mortales

Espero que tu no seas uno de ellos. Y si lo eres, tal vez hoy es tu día para leer este blog y hacer algo al respecto. Es triste, todos los días hablo con mucha gente talentosa, dispuesta, capaz y determinada, conformándose con vivir sin hacer lo que realmente quiere. Es más, yo lo dividiría (en su mayoría) en dos grupos: la gente que les gusta lo que hace (su trabajo), pero no es su pasión y el grupo que detesta lo que hace pero no se mueve hacia lo que quiere. Honestamente, ¿en cuál de los dos estás tu?


¿Sabes cuáles es la razón que más gente me da hoy día para no vivir o hacer lo que saben que quieren hacer? Las supuestas necesidades. ¨Jorge, hay que pagar el arriendo, los gastos, los niños, etc.¨. ¨Yo quisiera pero entre tantas cosas que la vida me exige, no me alcanza o me sobra para lo que realmente quiero.¨ Yo digo que eso sirve para conmiserarte, pero no es cierto. (Ojo, no dije que no fuera real para ti).


El problema no es tener dinero, no es tener tiempo o tener que buscar para pagar tus necesidades, sino la manera en que programas tu mente y tus comportamientos. Dime la verdad, ¿inviertes las 24 horas, si las 24, en buscar para cubrir tus necesidades? No. Ahí está el detalle. No te preguntes si alguien te está lavando el cerebro para que pienses diferente, sino mira la forma en que ya lo tienes lavado con tu manera de pensar y seguir haciendo lo mismo.


El detalle es que mucha gente piensa de manera extremista. ¿Será que tengo que dejar el trabajo para hacer lo otro? Hemos olvidado de que todo se construye, que nada es, ni llega, como un producto terminado. Estamos tan acostumbrados a la comida rápida, que nos olvidamos de cocinar a fuego lento. Hemos dejado que la ansiedad de querer tener certeza y lograr todo ahora, mate nuestra capacidad de confiar en nosotros mismos. Eso luego se convierte en una excusa para no desarrollar las habilidades que van a revelar quienes somos y las necesidades son el antídoto perfecto para no sacar lo mejor de ti. Basta. ¿Hasta cuándo?


Una vez aprendí que ansiedad es la parte de la mente que no confía en el orden divino. Hemos dejado que la velocidad, la comparación, nuestros miedos, el apego a la certeza y pensar que lo que ya tengo es lo que soy, mientras nuestra capacidad de visualizar, imaginar, soñar y vivirlos languidece. Es hora de salir del letargo. Como dijo una vez Cher en la película Moonstruck: ¨despierta (snap out of it)!¨.


De verdad, y esto te lo digo de todo corazón, eres un ser extraordinario. Si algo he confirmado en todos mis años trabajando con gente es que algo grande vive en nosotros y sólo tu puedes darle vida. No tienes que dejarlo todo (aunque tal vez para algunos de ustedes ese sea el gran motor), pero si estar dispuesto a construir, a ir poniendo un bloque a la vez. Es saber que el mundo podrá moverse a su ritmo, pero tu vas hacia lo que quieres. Eso, por más mínimo que suene, te dejará dormir mejor, después de haber invertido tu día en cubrir tus necesidades. ¿Quién dijo que no puedes hacer las dos cosas? Es mejor que hacer una sola y ver cómo muere lentamente tu pasión por vivir. Llegó tu momento. Lánzate.


Gracias por sacar de tu tiempo para leer este blog. Si crees que alguien podría beneficiarse de leerlo, te intimo a que lo compartas. Regístrate en la página para informarte de todos los servicios que va a estar ofreciendo Anquiro que podrían servirte, www.jorgemelendez.com.mx. Es gratis y no compartimos tus datos. Todos los lunes tenemos nuevo Anquiro Podcast en anchor.fm/jorgemelendez y los jueves nuevo episodio de Anquiro TV en YouTube, nos encuentras como Jorge Meléndez. #crecimientopersonal #anquiro #suenos #vision #mentoria #ansiedad #tenerlotodo #mindset #construir #coaching


Defensas mortales

54 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector