• Jorge Meléndez

Define tu voz en un mar sin identidad

Tarde o temprano iba a suceder. Ya esta sucediendo. De la misma forma en que lo hacemos con el uso del lenguaje, lo hacemos con un medio que todos de alguna manera utilizamos. Las redes sociales.


Uno de los hábitos más dañinos y limitantes que tenemos los seres humanos es el uso consciente (pero mayormente inconsciente) de hablar en tercera persona en el lenguaje cotidiano cuando nos referimos a nosotros mismos. Es tan notable decir cosas como "uno es así". "Así somos". "La gente no cambia", etc. Hablamos de nosotros, pero no hablamos de nosotros. Es como si nos separáramos de nosotros al hablar para señalar a otros y defendernos de lo que decimos, cuando en realidad hablamos de nosotros mismos.


Hablar en primera persona implica tomar responsabilidad, dejar de quejarnos, de señalar, de juzgar y de realmente mirar en una sola dirección: a ti mismo. Como bien dice un gran mentor y amigo: "no podemos ser víctimas y responsables al mismo tiempo. Sólo podemos ser una de las dos". Hablar en tercera tercera persona es una manera de ser víctima. Peor aún, serlo inconscientemente donde sigues perpetuando la mentalidad y la condición sin darte cuenta.


Ahora, un pequeño secreto que probablemente va a molestar a muchas personas. Las redes sociales se han convertido en el mar de las terceras personas. Todo es como "La Casa de los Espíritus" de Isabel Allende. El mar de las opiniones, el mar de las críticas, el mar de los juicios, el mar de los comparaciones, el mar de los señalamientos, el mar de la desconexión, el mar de la búsqueda, etc.


Si quieres tener voz propia, llámese tu marca personal, uno de los pasos principales es cómo usas las redes, pero desarrollando tu propia plataforma. No es lo mismo mostrar, vender o presentar algo al mundo desde tu página personal de Facebook o de Instagram que hacerlo desde tu portal. Ya no es algo que compartes al mundo, sino algo que presentas al mundo. Ya es decir que todo parte desde un origen, desde ti. Eso implica estar abierto a recibir los halagos, o las críticas, que el mundo tiene con respecto a lo que presentas.


Estoy claro que hay muchos expertos que te dicen que no necesitas un portal o página web para vender productos o servicios en línea. Para vender productos en línea no la necesitas, pero para tener tu propia base de datos si. En un mundo donde los algoritmos de las plataformas sociales cambia casi a diario, donde las reglas de juego cambian para que tu pagues para promocionar tu producto a tus mismos seguidores, el no tener un portal propio puede ser una carta demasiada arriesgada. No hay cosa más triste que saber que tus seguidores en cualquiera de tus redes no son tuyos, sino de la plataforma en la que están.


El número de personas que te sigue no significa nada, es sólo un número. Ahora, el número de personas que visita tu portal comienza a decir que hay un interés por lo tu contenido, tu producto, tu servicio, tu empresa, tu marca o todas. Es una manera de comenzar a crear tráfico en la dirección correcta: a ti. Ahora, para eso tienes que comenzar a hablar en primera persona. Ser tu propia persona.


Eso implica desarrollar pensamiento crítico, ser creativo, estar dispuesto a exponerte, a ser criticado, a ser señalado, a ser comparado, a ser rechazado, a ser ignorado. Por otro lado, a ser diferente, a ser distintivo, a ser disrruptivo, a ser un agente de cambio, a ser influencia, a ser impacto, a ser inspiración. Ser tu propia voz.


A los que hoy leen estas líneas, especialmente los que buscan distinguirse con algo que los hace únicos, diferentes o quieren ser notados, es hora de hablar en primera persona. Es hora de lanzarte a ser visto. Es hora de vencer el miedo. Es hora de decir, "aquí estoy, esto es lo que vengo a presentar al mundo porque es mi propósito y/o misión de vida". Estoy claro que no soy para todo el mundo y no todo el mundo va a querer lo que tengo para ofrecer, pero lo hago en primera persona y no estoy perdido en el mar de las opiniones. ¿Qué vas hacer para hablar en primera persona, especialmente en cuanto a ofrecer tu producto o servicio se refiere?


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! ¡Gracias a todos por sus felicitaciones de cumpleaños ayer. Son parte integral de mi vida, soy afortunado y bendecido de tener seres como ustedes en mi vida.


Tu usas las redes, pero defines tu plataforma.


108 vistas1 comentario

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector