• Jorge Meléndez

El camino de la abundancia

Todos queremos abundancia. El problema es que una gran cantidad de personas no asimila que ya la llevamos adentro. Hemos caído ante la trampa de que abundancia es algo externo, que tenemos que obtenerla, adquirirla, comprarla, poseerla y, supuestamente, eso te dará un grado de visibilidad, presencia o importancia.


Yo he caído en la trampa, no una vez, muchas. Matar la consciencia de escasez, de carencia y apegos no es fácil. Es un camino lleno de espejismos, tentaciones, comodidades, falta de desafíos y mucha conformidad. Es fácil decir que he logrado algo, difícil es sostenerlo y rebasar tus límites constantemente.


Leí una vez un libro que me parece que lo dijo todo: "haz lo que te hace feliz y el dinero te seguirá". Nos enfocamos tanto en lograr algo, que no nos enfocamos en lo que hacemos para lograrlo. Llevo varios días releyendo el libro de Esther y Jerry Hicks, "Pide y se te dará". Ella fue la responsable de crear la película de "El Secreto".


El libro es mucho más claro, porque entra en detalle de lo que en la película parece como un simple acto de "desear algo, pedirlo y se te dará". Hay unos pasos en el camino de consciencia que toda persona requiere dar (y tomar) para alcanzar el nivel de manifestación que todos anhelamos.


Todos somos energía. La energía tiene una vibración. Todos vibramos de alguna manera ante la energía. Esa vibración puede ser alta (positiva) o baja (negativa). Nuestros pensamientos son energía y requerimos hacernos consciente de la manera en que pensamos y cómo dirigimos nuestros pensamientos.


Esos pensamientos generan una energía que se convierten en una emoción, ya sea de alta vibración (abundante, amor) o de baja vibración (escasez, miedo). Si no trabajamos con limpiar nuestra mente, de hacernos consciente de la manera en que nuestros pensamientos impactan nuestra vida, nunca podremos darle una dirección a nuestra existencia. Vamos a creer que vinimos a este mundo meramente a sobrevivir.


Nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestro cuerpo forman una trilogía que constantemente nos está hablando. Si nuestra mente aturde y distrae nuestro campo de acciones, jamás estaremos en contacto con dos elementos vitales: lo que sentimos y lo que dice nuestro cuerpo.


Otro detalle es que evitamos mucho nuestro campo emocional. Muchas personas sólo quieren sentir ciertas emociones (sean positivas o negativas) y no todas las que se manifiestan en su cuerpo y en su SER. Esa limitación emocional dice mucho de la manera en que limitas el flujo de energía a través de tu ser, que es justo donde vive la abundancia donde de ti. Ese fluir, esa conexión entre pensamientos, emociones y el cuerpo hace que puedas manifestar muchas cosas.


La oportunidad radica en creer en la abundancia que ya está ahí. En confiar en su forma, en su tamaño o su expresión. La abundancia es una vibración de energía que constantemente se está expresando a través de ti. Si no creemos en quién somos, en nuestros talentos, en nuestros sueños, en merecer lo que queremos, vamos a estar buscando todo el tiempo en el mundo externo lo que creemos que nos falta.


La abundancia es una jornada a tu mundo interno. A conocer quién eres, cómo piensas, cómo sientes o expresas tus sentimientos (o no) y cómo estás en contacto con tu cuerpo. Es comenzar a entrenar tu mente, tus pensamientos, tus emociones y ver la vida en todo. Si somos energía y constantemente estamos vibrando, es estar consciente como atraes o repelas lo que quieres. Por eso se llama "La Ley de la Atracción", aunque yo le digo, "el camino de la abundancia". ¿Qué vas hacer para conocer tu camino de la abundancia?


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Te invito a que lo compartas.


#abundancia #prosperidad #leydeatracción #mentalidad #emociones #crecimientopersonal #coaching #blogger #anquiro #hábitos


Abundancia es un camino interno.

100 vistas1 comentario

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector