• Jorge Meléndez

El cavernícola que vive en ti

Imagínate que volviste atrás en el tiempo. A una época donde no existía el lenguaje. Nada tenía nombre o identidad. Todo lo que vivía en tu mente era una lluvia de imágenes, sonidos o emociones, pero no sabías como darle nombre, figura o forma. De tu boca salían sonidos no definidos que querían dar a conocer o a entender algo. Lo mismo con todos los que te rodeaban.


¿Qué hacías para comunicarte efectivamente? ¿Cómo te hacías entender con los demás? ¿Qué impulsaba tus actos? ¿Cómo sabías si lo que decías realmente era entendido o no?Todo lo que tenías en tu mente no tenía salida o manera de ser entendido o comprendido. Eran formas de pensamiento sin estructura, sin definición, sin identidad, sin propósito. ¿Qué pasó? ¿Cómo llegamos a donde estamos?


Si miramos desde el origen del hombre al día de hoy, es fácil comprender cómo ha luchado contra dos cosas muy básicas: su propia naturaleza y de definir o tener claro cuál es el propósito de estar aquí en la tierra. ¿Qué está en el centro de esa lucha? El lenguaje. Ayer hablamos sobre la relación que cada persona tiene con el lenguaje, y la importancia que tiene en su vida. Puedes leerlo aquí si deseas, www.jorgemelendez.com.mx/blog/nadie-escucha-lo-que-dices.


¿Cuál es el propósito para el cual fue creado el lenguaje? Podemos volver a la definición básica que "lenguaje es la forma en que expresamos pensamientos y emociones". En esa definición la palabra "forma" indica medio, pero no dice propósito. Una cosa es "el cómo" y otra es el "para qué". ¿De qué me sirve tener claro lo que quieren decir las palabras, si a la hora de usarlas o ponerlas en práctica no hay una congruencia? ¿De qué me sirve querer defender unas acciones si no tengo claro el origen de las palabras que me mueven a actuar?


Erase una vez cuando no existía nada. Ni un Universo. Un día un pensamiento o fuerza maestra de energía comenzó a poner en marcha una serie de acciones que produjeron un Universo, luego una serie de galaxias, sistemas solares, planetas y una forma de vida. El orden no es lo importante, sino las acciones. Si prefieres creer en la versión cristiana: "al principio sólo habían tinieblas. Y luego él dijo: hágase la luz y se hizo la luz al tercer día".


El punto aquí no se trata de enfocar en la preferencia del origen de la vida, sino el origen y el propósito del lenguaje. Si al principio sólo había una nada, un gran vacío, entonces el lenguaje fue una manera de darle manifestación física a lo que antes no lo tenía. Ahora, esa manifestación del lenguaje fue por acuerdo, porque sin acuerdo no hay entendimiento y no hay acciones. ¿Qué quiero decirte? ¿Porqué se llama silla y no perro? Por acuerdo, porque una o dos o más personas decidieron que ese objeto, con esa forma y con esa identidad se llamaría así. (Te invito a que leas y conozcas el trabajo de pensadores y autores como Maturana, Rafael Echeverría, John Searle o ve al tiempo de la sicología y filosofía existencialista).


Eso quiere decir que el lenguaje encierra un poder. Las palabras, más allá de describir, definir o servir para ponerle un nombre a algo, encierran un poder de manifestación, de creación. Si toda mi vida sólo he limitado el uso del lenguaje a meramente describir, opinar, criticar, juzgar, evaluar, comparar, separar, destruir o quitar, así veo la vida, así me relaciono y así me defiendo del mundo. El lenguaje lo uso en mi contra. De alguna forma este uso del lenguaje nos devuelve a la época de las cavernas, donde el hombre usaba símbolos, no era entendido, buscaba la sobrevivencia y se mataban unos a otros para dominar un territorio. ¿Hemos avanzado?


¿Qué tal si lenguaje no es sólo lo que expresamos, sino todo? Me refiero a todos pensamientos, todo tipo de acciones, todo lo visible o invisible, a todo tipo de sentimiento, energía, expresión verbal, no verbal, corporal. Todo. ¿Porqué lo digo? Dime que puedes comunicar en este mundo sin usar algún tipo de lenguaje. Nada. Inténtalo. Todo es identificado o expresado a través de algún medio o tipo de lenguaje.


Entonces el foco no es lo que dices, sino el propósito por lo que lo dices. ¿Cuánto tiempo perdemos queriendo invertir energía, emociones y espacio mental a expresiones banales como la opinión, la crítica, el juicio, una posición, una comparación o hasta defender la razón, si al final del día estamos simplemente repitiendo un círculo vicioso del uso del lenguaje que destruye y no suma? Volvemos a las cavernas, no evolucionamos y nos matamos con el lenguaje y las acciones que provienen de estas.


¿Como puedes usar el lenguaje como una expresión de manifestación, creación y de sumar? Conocer el origen del lenguaje. Saber que las palabras no sólo tienen un poder, sino que generan un impacto. Si ayer te diste cuenta cómo te relacionas con el lenguaje, hoy te invito a que indagues y profundices el propósito detrás de muchos de tus pensamientos, expresiones y formas de comunicar, de actuar.


Al principio te dije que el hombre sostiene dos luchas: consigo mismo y por no saber su propósito aquí en la tierra. Si no conoces tu origen, y el lenguaje encierra grandes misterios sobre ese tema, no te extrañes porqué te comportas como lo haces. Si el lenguaje encierra desde tus pensamientos, tus acciones y todo lo visible o invisible, ya no es un acto aislado, sino uno conectado. Si no descubro el poder que tienen las afirmaciones, declaraciones, decretos y mi capacidad de cocrear con una energía o fuerza más grande que yo y que la vida misma, conocerás una parte de ti, pero no la extensión de quien pudieras ser. De eso vamos a hablar mañana: el poder del lenguaje.


¡Gracias por leer este blog! Te invito a que lo compartas, ya que estamos creando una comunidad de personas que tiene hambre de crecer, de emprender, de descubrir nuevas expresiones, de romper con creencias que han limitado nuestro crecimiento, con desarrollar habilidades de alto rendimiento y crear acciones sin precedente. Eso es Anquiro. Te invito a que escuches nuestro podcast, puedes hacerlo aquí, https://anchor.fm/jorgemelendez/episodes/Tu-eres-el-mundo---Ep-21-e2h7vs. Nuestro más reciente episodio de Anquiro TV lo puedes ver aquí, https://youtu.be/K2s93rLl5DA.


#crecimientopersonal #anquiro #blogger #lenguaje #proposito #poder #crear #mentalidad #mindset #emprendedor


Conocerte es conocer el origen del lenguaje

73 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector