• Jorge Meléndez

El valor de estar presente

¿Cuán importante para ti es estar centrado o en equilibrio cuando vas hacer algo que no sólo te gusta, sino que puede impactar a muchas personas en el proceso? ¿Sacas tiempo para ordenar tus ideas, tus pensamientos, tus emociones y operar de un lugar donde tu comunicación o tu presencia es una poderosa, auténtica y conectada?


No importa si eres un orador profesional, un coach, un conferencista, un director de una empresa o diriges un equipo de personas, estar enfocado en momentos claves es vital. Ahora, no tienes que tener el título de la ninguno de los mencionados anteriormente para realmente practicar el arte de estar centrado. Como padre, hermano, amigo y colega, he tenido muchos momentos que he estado físicamente presente, pero mi mente, mis emociones y mi centro estaban muy lejos en ese instante.


El daño que le he causado a muchas personas por no estar presente ha tenido un impacto en mis relaciones y en mi vida ha sido alto. En ese momento pensaba que muchas cosas eran más importantes que lo que estaba frente a mi y lo que estaba viviendo. Hoy puedo ver el precio que pago por no estar centrado, presente, con las personas que me rodean en el momento que los tengo frente a mi.


Con el paso de los años he visto la importancia de estar presente. Esta semana una persona que me entrevistó para un podcast, me hizo una pregunta que hacía tiempo no me habían hecho. La misma me tomó por sorpresa, pero me alegré mucho que la respuesta de la pregunta fue parte de un audio que muchas personas podrían escuchar. La pregunta fue: antes de subir al escenario para hacer una presentación, dar una charla o un taller, ¿haces algún tipo de oración, mantra o ritual?


Cada vez que voy a dictar un taller, una charla o una presentación ante la gente digo tres cosas. También las uso también cuando estoy por ver amigos y tener platicas con personas importantes en mi vida. Me funcionan mucho cuando voy a tener conversaciones difíciles, tensas o cuando voy a manejar diferencias. Aquí las tres:


1) La oración de la serenidad...

Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

valor para cambiar aquellas que sí puedo

y sabiduría para reconocer la diferencia.


2) Invoco a Mi ángel de la Guarda

Angel de la guarda

mi dulce compañía

no me desampares

ni de noche, ni de día.


3) De mi propia inspiración

Dios permíteme ser un instrumento de luz,

no permitas que mi EGO, ni me interés personal

se interponga en servir, dar y honrar a las personas

que hoy estén frente a mi.


En tiempos cuando tenemos tantas distracciones (especialmente las electrónicas que tenemos en la mano), estar centrado no se limita meramente a un junta o reunión de negocios; hablar en una tarima frente a decenas o cientos de personas; sino que puede ser algo tan básico como darle toda tu atención a la persona que tienes al frente de manera ininterrumpida. Te invito a que consideres tener ese mantra, ritual, oración, meditación o reflexión que te ayude a centrarte y dejar salir lo mejor de ti para poder entregarlos a los que más amas o lo que más amas hacer.


¡Gracias por leer este blog! Te invito a que los compartas con aquellos que como tu buscan como seguir creciendo y mejorando como seres humanos.


#crecimientopersonal #enfocar #centrarte #blogger #anquiro #espiritualidad #ritual #mantras #orar #angeldelaguarda


¿Qué haces para estar totalmente presente?

98 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector