• Jorge Meléndez

La cárcel de la clase media

Actualizado: 12 de jun de 2019

¿A qué clase social perteneces? Ya sea por ingresos, por costumbres, por hábitos, por poder adquisitivo o por creencias. Hoy leía sobre las clases sociales, especialmente las que son identificadas por nuestros ingresos, y la manera en que estos marcan nuestra forma de pensar, de actuar y de, eventualmente, vivir.


Toda mi vida he sido parte de la clase media. Fui criado en una familia de clase media, siendo uno de seis hermanos, donde mi padre tenía dos trabajos, mi madre tenía otro (a medio tiempo) y hasta dos de mis hermanos mayores trabajaban para tener sus propias cosas y apoyar en la casa si fuera necesario. Ese es el mensaje que te enseñan, recibes y hasta debes duplicar si eres parte de este grupo: estudia, trabaja, aporta al hogar, cásate, ten hijos, ahorra si puedes, no gastes demasiado y retírate en su momento. (Eso sí, si todo sale de acuerdo al plan y no hay eventualidades. Las cuales siempre hay). He tenido que trabajar, y sigo trabajando, con estas creencias que nos han metido en la cabeza desde niños.


El punto no es criticar, ni juzgar la clase económica a la que he pertenecido. Es echarle un vistazo honesto y profundo a la forma en que la mentalidad y las muchas creencias que existen debajo de esta clase social nos hacen un gran daño, tanto como individuo y como colectivo. La clase media es, en gran medida, la que sostiene la sociedad. Mientras los grandes empresarios generan empleos y muchas oportunidades para la clase media, son los millones de empleados de estas empresas los que pagan impuestos para que la sociedad pueda operar como opera.


¿Cuáles son algunas de las creencias que nacen y se perpetúan en la clase media?


1) Empleado vs. Emprendedor/Empresario - ser parte de la clase media es estar dispuesto a ser endoctrinado desde niño a ser un empleado, a trabajar para alguien, que tienes un tope y seria a través de un sistema educativo donde aprendes poco y sólo eres útil en la medida en que cumples como otros te evalúan. Tu educación esta dirigida a no pensar, sino a ser parte de un sistema donde no te educan en finanzas, a tener pensamiento crítico, en el desarrollo de habilidades, sino es ser un peón más del sistema que puede ser reemplazable.


2) Lo que te pagan vs. Lo que te mereces - en esta clase social el enfoque es sobrevivir a cualquier costa y aquí entras con la mentalidad de dar lo mejor que puedes, pero alguien determinará si lo es y lo que vale. Tu enfoque es como ganarle al otro, no como puedo superarme a mi mismo a salir del sistema. Por eso tanta gente no pide lo que quiere, se queda en empleos y relaciones donde no quieren estar sólo por la seguridad de un cheque o mendigar amor.


3) Educarte vs Capacitarte/Desarrollo de Habilidades - el sistema educativo fue diseñado para que fueras un empleado y sirvieras para que fuera un reemplazo en el sistema. El mundo y el modelo empresarial está cambiando. Hoy tu te educas, pero el sistema no te prepara para lo que el mundo quiere ni para lo que el modelo económico exige. Vivimos en tiempos donde el desarrollo de habilidades puede tener mucho más repercusión que obtener un título universitario. Por el otro lado, ¿si no tienes un título Universitario muchos quieren excluirte o verte como un ser incompleto? ¿Cuántas personas hoy tienen un título y están sin empleo o trabajando en otra cosa o no son compensados para lo que estudiaron?


4) Seguir las normas vs. Salirte de los esquemas - ser parte de la clase media es obedecer las normas: de la familia, de la iglesias, del gobierno, de los estándares establecidos por otros. Esta creencia mata tantas cosas sin la gente darse cuenta. Mata la creatividad, la espontaneidad, la recursividad, el creer en tus propias ideas, el sentido de emprender, el desarrollo de liderazgo, la curiosidad y ver que existe otro mundo fuera de las normas. Y no me refiero a ser un rebelde sin causa o simplemente vivir resistiendo el sistema, sino crear uno que pueda co-existir con el que tenemos y que te genere otra experiencia de vida.


5) Ser arriesgado vs ser impulsivo - Ser parte de la clase media es como vivir pasando por una dulcería todos los días y tener uno de tres problemas: no poder comprar lo que quieres, no poder comprar cuando lo quieres o sentirte culpable por haberlo comprado cuando otros no pueden. Es vivir del impulso, cuando lo tengas y si lo tienes, y confundirlo con ser arriesgado. La impulsividad perpetúa la mentalidad de víctima y mártir en la gente, en vez de desarrollar un sentido de riesgo, liderazgo y de responsabilidad. Ser impulsivo es una manera de dejar salir tus emociones sin liberarlas totalmente, mientras cuando eres arriesgado enfrentas el miedo y muchas emociones más y creces de ello.


Hay muchas creencias más que son parte de la clase media. Estas matan nuestro libre albedrío, nuestro sentido de criterio propio, de soñar y de ser nuestra mejor versión, entre otras cosas más. ¿Qué vas hacer con esas cinco?


Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Te invito a que lo compartas con gente como tu. Te invito a que lo compartas con personas como tu y que podamos crear una comunidad de gente que cree en otros y podemos servirle a manifestar sus sueños a través del servicio y agregar valor. Ya sólo queda 1 cupo en el Grupo de Mentes Maestras y se siguen uniendo líderes de varios países. Si quieres ser parte de una comunidad que va a impactar al mundo, tu quieres ser parte de este grupo que comienza en junio. Envía un email a jorgeamp63@mac.com.


#crecimientopersonal #clasemedia #creencias #libertad #soñar #blogger #anquiro #abundancia #emprendedor #hábitos


Hay 5 creencias que se perpetúan en la Clase Media.

136 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector