• Jorge Meléndez

Nuestra incompetencia humana

Actualizado: 26 de sep de 2019

¿Qué pasa cuando el problema (o problemas) que enfrentas, casi a diario, refleja tanto lo que está pasando a tu alrededor, como a ti mismo? ¿Qué pasa cuando las cosas que te llevan a perder la paciencia, tu centro, tu foco o tu paz, crees que viven en el otro o fuera de ti, cuando en realidad son un reflejo de ti mismo?


Esta semana he tenido un par de conversaciones muy fuertes, tanto con personas a las que sirvo en coaching, como con amigos y personas que amo mucho. Fueron conversaciones profundas, por razones diferentes, pero que curiosamente llegaron a un mismo descubrimiento: nuestra incompetencia humana. Tanto individual como colectiva.


Incompetencia humana es tal vez un término que nunca hayas escuchado. Es común escuchar que alguien o algo es incompetente, pero escuchar el término usado de manera mucho más abarcadora o generalizada no es frecuente. Pero creo que es vital traerla a colación.


¿Te molesta cuando alguien te queda mal o no cumple con lo que te dice que va hacer? ¿Te impacientas porque hay procesos, situaciones o personas que no cumplen o satisfacen tus expectativas? ¿Te sorprendes o molestas cuando te das cuenta de que estas viviendo nuevamente un mismo ciclo, patrón o repites otra vez lo mismo en tu vida? ¿Qué sientes cuando oyes, miras o te enteras de cosas que siguen sucediendo en tu mundo, en el mundo o a tu alrededor? ¿Qué excusas, razones, justificaciones o qué haces cuando no cumples, sabes que quedaste mal o te equivocaste? Todas estas preguntas tocan este tema.


Estoy claro que podemos entrar en el tema de la responsabilidad, la falta o ausencia de valores o principios, la falta de propósito, el no valorar nuestra palabra o acuerdos o hasta la ausencia o carencia de una espiritualidad. Todas pueden dar una respuesta y todos pueden ser ciertos o tener un grado de certeza. Pero me parece que debemos mirar esto con un grado de amplitud, además de aceptación, de empatía y de consciencia. Tanto individual como colectivo.


Empecemos definiendo lo que es una "competencia", y no me refiero al aspecto de competir. Etimológicamente significa "ir hacia, ir en búsqueda, ser adecuado o apto". Quiere decir que "competencia" es la brecha que existe entre donde estoy y lo que se requiere de mi para ejecutar eficientemente lo que se espera de mi rol, de mi puesto, de mi función o de la situación. Es un espacio para mejorar, para llegar al siguiente nivel o, en algunos casos, un punto de partida ya que no tengo la competencia desarrollada o apta para satisfacer mis expectativas o las de aquellos que impacto.


Es fácil juzgar y/o etiquetar como "incompetentes", a los políticos, tu jefe, tu vecino o hasta un familiar hasta que llega el momento de mirar y aceptar nuestras incompetencias. Es fácil criticar a tu pareja por ser incompetente emocionalmente, hasta que tengas que mirar tu incompetencia en detectar o aceptar que ese es el tipo de pareja "que te gusta" o "atraes".


Ya lo hemos escuchado mil veces, desde los documentos sagrados como La Biblia hasta por muchos sabios: "no mires en el ojo ajeno si no estás dispuesto a ver en el tuyo", "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra", "lo que no te gusta de alguien es en realidad algo que no aceptas o no te gusta de ti mismo".


Uno de los problemas principales que tenemos, y me incluyo, es que confundimos nuestra capacidad o voluntad de hacer algo (lo que muchas veces es el EGO, ya que en el fondo queremos demostrar o probar que podemos), con realmente ser honestos, ver y aceptar cuán competentes somos para hacer lo que se pide o espera de nosotros. Esto pasa tanto a nivel individual como colectivo.


Mientras no aceptamos esta miopía, o incompetencia, seguiremos siendo víctimas de nuestras propias carencias y elecciones. Mañana vamos a ver cómo la incompetencia humana es un reflejo de lo que tenemos que sanar en nosotros mismos. ¿En qué aspectos de tu vida se refleja una falta de desarrollo de competencias?


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!


#crecimientopersonal #incompetenciahumana #consciencia #responsabilidad #congruencia #ego #blogger #anquiro #mentalidad #desarrollo




95 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector