• Jorge Meléndez

La vida y tu cuento

Actualizado: 24 de sep de 2018

Un día una voz celestial, energética y universal dijo que los seres humanos serían la personificación de un cuento. Este sería basado en el amor y la voluntad. Las acciones de cada persona serían un reflejo del amor que vive en cada uno de ellos. En el cuento se experimentarán todas las emociones que Dios le dio a la vida, a través del amor y el miedo. Para poder comprender el propósito del cuento, cada persona tendría que aprender a reconocer que todo es parte de los cuentos de la humanidad, el Cuento Máximo, donde están guardados los misterios del universo.


O sea, el Cuento Máximo es el máximo cuento, ya que todos provienen de ahí. Cada persona hizo un acuerdo con el Universo de vivir su cuento, sin pensar si el cuento era cierto. El secreto es divertirse durante todo el camino. Para aprender y crecer habría que estar dispuesto a conocer y descubrir la alegría, el amor, el dolor, el perdón, la aceptación y la armonía, elementos aleccionadores del cuento. Para completar, saber convivir junto a todos los que forman parte del elenco que participa en el cuento de cada persona.


Cuando llegamos a este mundo acordamos olvidarnos de que todo es un cuento, de que todo es una ilusión creada por la Sabiduría Divina para ayudarnos a trascender. Optamos por olvidar, ya que si supiéramos todo lo que iba a ocurrir en el cuento, no sólo seria muy aburrido, no tendría sentido el estar aquí y formular la narrativa del cuento. Saber cómo va a desarrollarse y culminar el cuento sería programar algo que no vino a ser predecible

¿Cómo vas a crear el cuento de tu vida?

, como lo es la vida misma.


Una vez respiramos nuestro primer suspiro de vida, comprendemos que la vida es un cuento tras otro cuento. Todos los cuentos están unidos por un hilo fino llamado percepción o interpretación. Cada cuento, o cada capítulo del cuento, está unido por los pensamientos, palabras, acciones y hechos que vamos hilando desde el cuento de la infancia, que bien es parte de la sabiduría del Universo, hasta el cuento de la vida y de la muerte, uno de los misterios guardados en el Cuento Máximo.


El cuento tomará formas inesperadas y muchos elementos del mismo no se usarán para lo que fueron creados. La diversión, que es parte crucial del cuento, lamentablemente será sustituido (en ocasiones) por la seriedad. El placer y la recreación, que le brindan color y sentido al mundo del que vive el cuento, pasan a tener una función efímera para distraer al protagonista de su propia vida. El aislamiento, la selectividad, los acondicionamientos y las decisiones tomadas por las experiencias vividas en este mundo, empezaron a convertir la vida en "un drama", que no era el cuento en sí que viene a crear a este mundo el protagonista. Aquí la trama toma un tono más oscuro o denso, pero sigue siendo parte del cuento de la vida y del Cuento Máximo del Universo.


El actor principal comienza a buscar una salida, una razón, un porqué y una dirección que le devuelva el propósito y el sentido a su viaje. El héroe comienza a descubrir su razón de ser, sus enemigos se convierten en maestros y cada paso del camino es visto como necesario para que su cuento adquiera profundidad y autenticidad. Todo pasa por una razón y todo lo que pasa es perfecto para que el cuento adopte las formas que tuvo y se convirtiera en uno único e incomparable.


Como todo cuento, tiene capítulos. Eventos inesperados que cambian el curso del cuento, que parecerían que no son parte de la historia, pero en su momento se revela el propósito por la que son parte de la obra final. El protagoniza tiene que cambiar durante el desarrollo del mismo para que el cuento adquiera vida y significado. Y lo interesante del cuento es que el personaje llega a su meta: completa su viaje de diferentes maneras. Al hacerlo, los dos se hacen uno: el protagonista se convierte en el cuento y el cuento adquiere la forma del protagonista. El uno sin el otro no pueden convertir esta oportunidad en una identidad poderosa y distintiva.


¿Cuál es el cuento que vivimos? Con toda probabilidad, el que queremos creer. ¿Nos esta produciendo el cuento los resultados que queremos? Aveces si, aveces no. Si el cuento y tu vida te satisface, sientes que está en armonía (no dije sujeto a la aprobación) con el cuento que viven los demás, entonces sigue desarrollando tu cuento. Si tu vida no te satisface, entonces cambia el cuento, cambia los personajes, cambia el entorno, cambia los eventos, cambia las percepciones y cambia la vida. ¿Cómo? Cambiando la forma de ver el cuento, de escribir el cuento y de vivir el cuento. O sea, de adentro hacia afuera. El creador del cuento no sólo escribe el cuento, sino que concibe el cuento, vive el cuento y decide cómo se desarrolla el cuento.


En estos momentos estás viviendo el cuento de tu vida, mientras eres parte del Cuento Máximo del Universo. Pero recuerda, sólo es un cuento. Tal vez el capítulo que vives es dorado o es oscuro, pero sigue siendo parte del cuento. Y lo mejor de todo es que estás aprendiendo del cuento y todavía puedes concebir el cuento en la forma en que quieres, ya que hoy mismo puedes escribir el capítulo que desees en el cuento de tu vida. Disfruta el cuento…es lo único que realmente tienes. Una vez Oscar Wilde dijo; “la vida es demasiado importante para tomarla muy en serio”. ¿Estaría pensando en un cuento? Quien sabe.

Bendiciones…


(Nota: este blog será parte de un libro de ensayos que estaremos publicando pronto. Hoy domingo no solemos publicar entradas en el blog, lo hacemos como un regalo a ustedes nuestros lectores). ¡Gracias por sacar de tu tiempo para leer este blog! Mañana nuestro Anquiro Podcast será una versión muy especial, "El Laboratorio de tus Sueños", para los que no pudieron ver el Webinar en Facebook. Lo encuentras en anchor.fm/jorgemelendez. ¡No te lo pierdas! #ensayo #cuento #blogger #anquiro #oscarwilde #mentalidad #crecimientopersonal #inocencia #entusiasmo #humildad

62 vistas1 comentario

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector