• Jorge Meléndez

Las bendiciones ocultas

Hace un par de días estuve en una capacitación cuyo mensaje giraba alrededor de un tema: los desafíos. En los primeros minutos de la misma, que fue realizada por una gran amiga y líder llamada Faby López, le hizo a los presentes una pregunta: ¿qué tres desafíos grandes has tenido este año?


Luego de unos minutos de reflexión llegue a la conclusión de qué este año hubo un gran desafío del cual nacieron la gran mayoría de los demás que se presentaron a lo largo del camino. Mi mayor desafío fue “Creer en mi”.


Suena simple, hasta sencillo, pero a un nivel profundo, fue la madre de los desafíos. Este desafío tuvo muchas caras, ya que en ocasiones se manifestó en la parte económica, en otras en la parte emocional y en otras en seguir caminando hacia donde he dicho que voy a seguir. No importa que.


Creer en mi puede sonar bonito y atractivo cuando tienes los recursos o las respuestas deseadas. Puede ser sugestivo cuando las circunstancias se mantienen a la raya. Pero eso no es creer en ti, sino sentirte confiado o seguro porque nada expone tu vulnerabilidad. No eres puesto a prueba.


Pero creer en mi cuando los cosas no van como quieres, cuando las cosas se caen, cuando recibes desilusiones, cuando la gente falta a sus promesas o no te cumple, cuando el cansancio raya entre el agotamiento y rendirte o simplemente cuando te preguntas: ¿valdrá la pena tanto esfuerzo, tanto sacrificio? Ahí es donde las pruebas sobran.


Por alguna razón, no se si es todo lo que he leído de crecimiento personal, los talleres en los que he participado, los audios que he escuchado, los videos que he visto o las personas de las que he elegido rodearme, pero algo paso. El pánico, la desesperación, el resignarme o el frustrarme no ha sido la orden del día.


Todo lo contrario. Ahora es que ha imperado un grado de tranquilidad, de armonía, de creatividad y de enfoque que nunca había tenido. Esto se debe a dos razones: en vez de preguntarme ¿porqué me pasa esto?, ahora me detengo a mirar ¿cual es la bendición oculta que la vida tiene para mi de esta situación?


Al ver todo desafío como una bendición oculta, me lleva a pensar diferente. A ver las cosas de otra manera. Los pequeños detalles, las señales y la toma de responsabilidad son elementos vitales dentro de esta bendición.


Segundo, no puedo verme como una víctima, defendiendo la mediocridad y quedándome en un mismo espacio cómodo. Requiero desarrollar liderazgo, visión, amor propio, respeto y, sobretodo, saber y confiar que El Universo quiere que yo eleve quien soy y la huella que puedo dejar en el mundo. No es fácil, pero es posible para todos.


Gracias Faby por inspirar esta reflexión. Por hacer la pregunta correcta en el momento adecuado y generar una introspección que me empodera, que expande mi visión y me coloca en un lugar de calma y de certeza. ¿Qué desafíos estás enfrentando ahora mismo y que sucedería si pudieras ver la bendición oculta que tiene para ti?


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!


#crecimientopersonal #bendiciones #desafios #mentalidad #amorpropio #creerenti #blogger #anquiro #abundancia #pregunras









83 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector