• Jorge Meléndez

Las pruebas de valorarte

Muchas personas de alguna manera se sintieron identificadas con nuestro blog de ayer "El Valor de Valorarte". Si deseas, al final de este blog puedes ver el enlace y leerlo. Varias personas nos enviaron mensajes y pude notar que muchos de los comentarios giraban en torno a una cosa: ¿qué pasa cuando la vida te pone a prueba?


En el momento que tu decides hacer un cambio en tu vida, es inevitable que va aparecer una energía de resistencia (o distracción) de igual magnitud en tu espacio vital. Ejemplos: decides ponerte a dieta y todos tus amigos se aparecen esa semana para invitarte a cenas o hay muchas actividades donde las tentaciones abundan. Vas a empezar una semana en el gym o correr todas las mañanas y te enfermas o llueve todos los días. No quieres tener una relación y aparecen todas las personas que te gustaban o interesaban y antes no te correspondían y ahora "lucen" dispuestos. Hay miles de ejemplos más, como el querer ahorrar dinero y aparecen gastos inesperados; cambiar de carrera/profesión y te ofrecen un trabajo donde te pagan más, pero no te llena. ¿Captas el punto?


La vida no te está poniendo a prueba, sino tu mismo. Si vas a declarar algo nuevo en tu vida, en lo que sea, el camino no va a ser uno expédito y abierto para que suceda. Valorarte no es un acto ocasional, sino una forma de vivir donde requieres estar alerta, despierto, consciente y en constante crecimiento, ya que vas a enfrentarte a tres rivales que tienen una razón de ser y debes conocer:


1) La resistencia - Hay un gran autor que se llama Steven Pressfield que ha escrito muchos libros y guiones de cine que bautizó a todas nuestras creencias o voces limitantes internas con el nombre de "la resistencia". (Recomiendo que lean The War of Art"). Esa "resistencia" tiene muchas formas, personas y situaciones a las que utilizamos para no movernos de lugar y seguir confinados a seguir en lo mismo. El objetivo es conocerla y saber cómo enfrentarla y rebasarla.


El segundo párrafo, el de los ejemplos cuando declaras y aparecen distracciones, son muestras de la "resistencia" (yo lo llamo "Tu comité"). La resistencia siempre será parte de tu vida, si TODA la vida, y la oportunidad es prepararte para estar dispuesto a entrar en combate con ella. Recuerda, mejor es conocer tu rival y estar cerca de él, que resistirlo y nunca saber quien era y cómo vencerlo. ¿Qué vas hacer para conocer tu resistencia y comenzar a valorarte?


2) El espacio - Una cosa es querer algo y otra cosa es crear el espacio en tu vida para que eso que quieres se convierta en parte de ella. Muchos (por no decir todos) queremos dinero, pero no cambiamos nuestra forma de relacionarnos con el dinero, manejarlo o usarlo (que no sea gastarlo); otros quieren que lleguen su príncipe azul o princesa de hadas y ya no creen en el amor; muchos quieren perder peso y ser la bella o el bello y comen como la bestia.


Cuando tu declaras que quieres algo en tu vida, estás diciendo que en este momento tu espacio (tu vida) no tiene las condiciones apropiadas para albergar eso que quieres y que vas a comenzar un proceso de limpiar o vaciar el espacio para que eso pueda manifestarse y convertirse en parte de tu vida. Llámalo detox emocional, financiero, espiritual, físico, de personas o hasta de lugar, va a llegar el momento en que vas a tener que estar dispuesto a soltar y/o dejar ir personas, lugar, cosas o situaciones para crecer. Crecer duele, pero es uno de tus propósitos en esta vida: crecer.


Estamos tan impuestos a tener en nuestro espacio lo que creemos que merecemos, que nunca descubrimos hasta cuánto somos capaces de merecer. Crear espacio es un proceso, un hábito que buscar manifestar, no retener o apegarse a lo que tiene. ¿Qué vas a hacer para empezar a limpiar cualquiera de tus espacios para lo que te mereces?


3) Consciencia - muchas veces confundimos nuestra inteligencia con consciencia o confundimos nuestra agilidad mental o capacidad de imaginar escenarios con predecir el futuro o evitar repetir el pasado con tener un nivel de consciencia. Consciencia no es haber vivido buenas o malas experiencias, sino como usas lo vivido para manifestar quién puedes ser y lo que te mereces. Aquí es donde no buscas la revancha, el desquite, el contraataque o te paras en la arrogancia, el orgullo, la prepotencia u otras energías que desvían tu propósito. No es vivir en los polos o los extremos que te has puesto en tu mente para quedarte en el medio o en el mismo sitio.


El opuesto de rico no es ser pobre, sino escaso. El opuesto de ser feliz no es ser infeliz, sino ser indiferente o quedarse cómodo. El opuesto de crecer no es estancarse, sino quedarse en la mediocridad. La mejor forma de crecer en tu vida es hacerte consciente de trabajar en expresar maneras de ser que demuestren un salto de consciencia o no meramente un incremento en tu cheque, tu coche o tu clase social. Practicar la paciencia, la humildad, el perdón, la escucha, la empatía, la compasión, el amor, la gratitud, el dar, entre tantos más, son muestras de un crecimiento que no se reflejará a los ojos, sino en tu consciencia y en tu relación con el mundo y los demás. ¿Qué manera de ser vas a practicar para crecer conscientemente? #valorarte #merecer #crecimiento #consciencia #espacio #resistencia #emprendimiento #hábitos #abundancia #anquiro


Déjame tu pregunta o comentario abajo o comparte usando los íconos o la liga que aparece abajo. Regístrate para estar conectados con la seguridad que no compartiré tus datos con nadie. ¡Gracias!

Las pruebas de valorarte

119 vistas2 comentarios

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector