• Jorge Meléndez

Liderazgo simple y personalizado

Tu puedes verte en la vida como un líder o como un seguidor. Verte como un seguidor tiene sus ventajas y sus desventajas. Ventajas por que por un lado no recae en ti la responsabilidad de liderar, de dirigir o de dar la cara en muchas situaciones. Por otro lado, tiene sus desventajas ya que tu crecimiento puede tener un tope, por estar limitado o evaluado por alguien y en muchas ocasiones el crédito de tus acciones se las puede llevar otro o no ser reconocido por lo que aportas.


Si eliges verte como un líder, es muy probable que veas el mundo de otra manera muy diferente a la de ser un seguidor. Para empezar tu eres la cara de tus acciones. Bien o mal, tienes que estas dispuesto a asumir la responsabilidad de tus actos. Tu zona de comodidad es reducida y en constante expansión por que así vive un líder: incómodo, expandiendo y aprendiendo.

¿Qué haces para valorar, identificar, desarrollar o capacitar ese líder que vive en ti? Tal vez hoy tu vida luce como está por la manera en que lo haces, o no lo haces. Es probable que hayas escuchado en algún momentos frases cómo estas: “todos somos líderes de alguna manera”, “tu vida en algún momento va a requerir que desarrolles tu liderazgo”, “el líder no nace, se hace”.


Una cosa es que lo hayas escuchado y otra cosa es lo que practicas diariamente en tu vida. Hablar es fácil, ser el ejemplo y la congruencia es el desafío. Vivimos en tiempos donde es muy fácil adoptar hábitos y comportamientos de figuras de autoridad que “lucen” como líderes, cuando en realidad no lo son. Vivimos en tiempos donde los modelos de liderazgo se basan más en comportamientos basados en el miedo, la autoridad y la imposición y no inspirar o desarrollar liderazgo, autonomía o sentido de identidad o pertenencia.


Cuando quise dar el salto del periodismo al desarrollo personal, más allá del conocimiento que pudiera tener, lo más importante sería la manera en que desarrollaría las cosas que no puedo ocultar: mis comportamientos, mis actitudes y mis habilidades de relacionarme con la gente. De nada me serviría haber leído libros, haber participado en talleres, haberme capacitado o creer que sabía mucho, si a la hora de relacionarme con la gente mostraba mi EGO, mis intereses y no conectaba con la gente. En pocas palabras, ser otro más que cae en el grupo de "hablar desde el púlpito y no desde el pálpito".


En ese momento me hice dos preguntas: ¿Cómo lideraba en mi vida? ¿Qué tenía que desarrollar de mi liderazgo para elevar mi calidad de vida y ser mejor como persona? Empecé a preguntarle a la gente cercana a mi, ¿qué veían de mi manera de liderar? Las respuestas no me gustaron, pero tuve que estar dispuesto a escucharlas y hacer algo con ellas. "No escuchas, vives reaccionando". "Te gusta tener la razón y no sabes aceptar diferentes criterios o puntos de vista". "Cuando hablas suenas más a que estás dando órdenes y no eres una invitación a la gente para acercarse a ti".


Con esas tres nada más, tuve para buen rato. Ahí fue cuando comencé a trabajar específicamente en desarrollar habilidades tales como: escuchar, conectar con la gente, hacer preguntas poderosas, aceptar diferencias, darme cuenta desde dónde estaba comunicando con la gente (ósea, darme cuenta del tonito en el que hablaba y la energía que emanaba al hacerlo), entre otras más.


Me tomó meses y, en algunos casos años, desarrollar algunas de las habilidades mencionadas. Algunas no las domino totalmente, lo reconozco, pero he crecido. Sigo trabajando en ello y me doy la oportunidad de exponerme ante personas que puedan darme retroalimentación para saber si sigo mejorando o creciendo.


Algo que me ha servido de mucho para desarrollar mis habilidades ha sido enfocar la pregunta en algo específico y no en algo general. No es lo mismo preguntarte, ¿qué modelo de liderazgo quiero aprender, que las habilidades de liderazgo que quiero desarrollar? Al enfocarte en habilidades puedes ponerte metas o establecer avances de crecimiento. También puedes ver el impacto que dicha habilidad tiene en tu vida o en un área específica.


A fin de cuentas, si dentro de cada uno de nosotros vive un líder esperando a salir al mundo o a ser desarrollado, tal vez lo más ideal es simplificar el proceso de liberarlo. Tu vida en este momento requiere cierto tipo de liderazgo y cierto tipo de crecimiento. Si sabes simplificar lo que quieres aprender y personalizas el método, tu vida dará un salto y los resultados reflejarán el líder que siempre has querido ser. ¿Qué vas a hacer al respecto?


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Te invito a que lo compartas con gente como tu. Te invito a que lo compartas con personas como tu y que podamos crear una comunidad de gente que cree en otros y podemos servirle a manifestar sus sueños a través del servicio y agregar valor. Ya sólo queda 1 cupo en el Grupo de Mentes Maestras y se siguen uniendo líderes de varios países. Si quieres ser parte de una comunidad que va a impactar al mundo, tu quieres ser parte de este grupo que comienza en junio. Envía un email a jorgeamp63@mac.com.


#crecimientopersonal #mentalidad #sueños #liderazgo #habilidades #modelo #blogger #anquiro #abundancia #profesionalismo


Es mejor desarrollar las habilidades de liderazgo que querer replicar un modelo.


73 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector