• Jorge Meléndez

Los juegos de la mente

Si fueras a describir tu mente ahora mismo, ¿como la describirías? Y no me refiero en términos de salud. Lo que quiero transmitirte es que mires u observes en las maneras o formas en que la usas.


Por ejemplo, poder apreciar o comprender cómo funciona. A lo que se abre, a lo que NO se abre, a la manera en que la tienes entrenada, a lo que das como consciente y a lo que siguen siendo actos o actitudes inconscientes que sigue la haciendo y ni te das cuenta. De cómo sigue dormida, aún cuando tal vez piensas que estás despierto. Y mucho más.


Ayer hablamos de las muertes emocionales. Hoy vamos a tocar las muertes mentales. No quiero sonar o que vayan a pensar que me refiero a personas con discapacidades mentales a muertes mentales. Es más, hay personas que a pesar de tener discapacidades mentales, están más despiertos y capaces de hacer cosas que personas que no las tienen.


Si has visto la película de “Una Mente Brillante”, protagonizada por el actor Russell Crowe, es un claro ejemplo. La misma es basada en un hecho de la vida real. El Dr. John Nash, diagnosticado como esquizofrénico, pensaba que las voces que escuchaba en su mente, eran reales. (El no poder discernir entre la alucinación y la realidad es uno de los aspectos que requiere trabajarse con esta condición).


El punto es que el Dr. Nash no sólo logra crear un sistema para superar este problema, sino que logra crear una teoría que eventualmente le gana el Premio Nobel de la Ciencia en los años 60.


“Nuestras acciones podrán ser impedidas...pero no existe nada que impida nuestra intención o nuestra disposición. Porque podemos acomodarnos y adaptarnos. La mente se adapta y convierte en su propio propósito el obstáculo de nuestras acciones. El impedimento a tomar la acción promueve la acción. Lo que nos impide a caminar se convierte en el camino”, Marco Aurelio


Poderosas las palabras de este gran líder del estoicismo y emperador. El problema del obstáculo nunca es externo, sino interno. Esos obstáculos viven en nuestra mente en forma de pensamientos y creencias que usamos para detener nuestro paso por la vida. Y, tristemente, los usamos para darle fuerza, presencia y vida a lo que nos detiene: el miedo.


Hoy te invito a que mires todo lo que NO has logrado que quieres lograr. Y no juegues con el “estoy trabajando en eso”. Punto, hoy no lo tienes, sino una buena razón, excusa o justificación para no hacerlo o no lograrlo.


Eso quiere decir que en tu mente vive alguna creencia o pensamiento que en vez de generar una acción, de crear un camino, se vuelve el obstáculo. Eso puede ser parte de una muerte mental.


Si te preguntas si te cuesta ser flexible mentalmente, abrirte a ver cosas de otra manera, de tener como deporte principal “el querer tener la razón, saberlo todo siempre estar en reacción, juzgar, comparar y desconfiar de todo”, valdría la pena que te preguntaras el impacto que esto tiene en tu vida.


Especialmente, con los que convives o están cerca de ti.

Personalmente, durante mucho tiempo, vivía para tener la razón o demostrar que sabía más que los demás. No fue hasta que una persona me dejó con la palabra en la boca y simplemente me dijo: “esta bien, tienes la razón otra. Ganaste”. Y justo después se dio media vuelta y se fue, me di cuenta de la manera en que operaba mi mente y no me había dado cuenta.


Ahí comencé a darme cuenta en que tenía una especie de muerte mental. Que si no le daba vida a mi mente a pensar de otra manera, no sólo seguiría haciendo lo mismo, sino que no le daría vida a muchas cosas que tenía en mi vida. Dicen que “aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla”. Peor aún, si todo esto pasa y no te das cuenta o no lo reconoces.


La mente es un órgano reactivo. Si no aprendes a entrenarla y/o usarla de manera quieta, callada o responsiva, vas a seguir mostrando una parte primitiva de ti y no la más Avanzada.


¿Qué vas hacer hoy para darle nueva vida y usos a tu mente? Podría transformar tu vida. Mañana vamos a tocar el aspecto de las muertes espirituales.


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!






92 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector