• Jorge Meléndez

Mente nueva y nuevas emociones

Llegó de manera inesperada. Fue como a las dos semanas de haber comenzado la cuarentena. Estaba sentado en mi escritorio como a las dos de la tarde. Fue como cuando comienza a lloviznar lentamente y de repente estás debajo de un aguacero imparable. Fue una ola de sentimientos: tristeza, impotencia, frustración, dolor, miedo.


En ese momento no quise detener hacia dónde me llevaba la emoción. Acto seguido sentí una tristeza, me vino a la mente la última vez que vi a mi padre, en agosto del 2018 cuando fui a Puerto Rico a enterrar a mi madre que había fallecido. Ahí era el origen del miedo, pensar en que no volvería a ver a mi padre o que fuera a fallecer él (o yo) por causa de este virus y/o regresar a mi país en las mismas condiciones de hace dos años.


En ese momento me di el permiso de sentir la tristeza, de sentir el miedo. Me di un espacio para llorar, para sentir la ausencia, la pérdida. Me quedé en silencio un rato y lentamente comenzó a surgir un nuevo sentimiento: una especie de esperanza, de fe, de paz y una sensación de amor. En ese momento afirmé: "lo primero que haré cuando pase todo esto, es ir a ver a mi padre y darle un abrazo".


No tengo ningún control sobre lo que vaya a pasar. Al igual que todos ustedes, hay muchísimas cosas fuera de mi control. He aprendido a soltar el control de muchas cosas. Ahora, lo que si puedo controlar es la manera en que entreno y ordeno a mi mente y la manera en que manejo mis emociones. Me ha tomado tiempo llegar a este punto. Si esta Pandemia hubiese pasado hace 15 años atrás, es muy posible que no hubiese podido vivir la situación de la misma manera. Mucho menos escribirla como la lees.


Si hicieras una encuesta ahora mismo y le preguntaras a la gente: ¿qué tres cosas de ti has descubierto durante esta cuarentena que te falta mucho por aprender todavía? Estoy casi seguro que dos de las respuestas más comunes o frecuentes serían: la mente y las emociones. No digo la tercera, los hábitos, ya que veremos cómo estas dos son vitales en ellos.


La mente y las emociones. Dos enormes cajas de Pandora de las que sabemos muy poco, pero dicen mucho de quiénes somos y cómo nos movemos por la vida. Hablando con amigos, familiares, clientes y personas que he conocido durante este tiempo, se común escuchar frases como "manejar ciertas emociones ha sido fuerte", "he descubierto mucho de mis emociones y la manera en que vivía evitándolas", "me he dado cuenta lo disperso que soy", "ha sido un shock ver lo ausente que puedo estar por estar en todas partes menos aquí".


No hay duda de que la cuarentena nos ha impactado a todos de alguna manera. La mente y las emociones son dos de ellas. Las estadísticas dicen que 3 de cada 4 personas están sufriendo algún tipo de trastorno de sueño. Se dice que 1 de cada 2 personas este sufriendo algún tipo de disturbio emocional. Mientras los medios de comunicación se enfocan en la cura, en la economía, en las noticias falsas, en la política, en el impacto social y en la reapertura, esta es una que puede durar mucho más que el virus.


Esta Pandemia es más que una crisis de salud. Es una crisis de salud mental y emocional. El punto no es sonar pesimista o negativo, sino hablar de algo que es real y esta ocurriendo, Durante más de 25 años he visto en cientos de miles de personas con las que he podido trabajar en talleres, coaching y consultoría que la raza humana en su extrema mayoría no le han enseñado a aprender a manejar sus emociones y/o a entrenar su mente.


La buena noticia es que podemos hacer algo al respecto. Ya sea por nosotros mismos o buscando apoyo. Todos podemos comenzar a conocer, y a dominar, nuestra mente y nuestras emociones. No será fácil, pero es posible. Es un proceso, no meramente una serie de pasos o una fórmula. Si te das la oportunidad, uno de los grandes regalos que puedes darte durante este tiempo es aprender a manejar tus emociones y a entrenar tu mente.


A lo que le tememos, le huimos o lo evitamos. Y en muchos casos, nos distraemos. Una de las razones por las que el ser humano vive "ocupado o en actividad" constante es para no pensar o no sentir. Dos aspectos vitales de nuestra vida son los que muchas veces no le damos el espacio, la atención, la importancia y el desarrollo necesario para que puedan adquirir su plenitud.


Me ha tomado muchos años de esfuerzo, trabajo, disciplina, dedicación y caídas para poder tener un grado de claridad sobre mi mente y poder manejar mis emociones. Me falta mucho por aprender, por desarrollar, por conocer. Estoy claro que me voy a equivocar, que me voy a caer, pero prefiero caerme en el intento que ni siquiera intentarlo.


Hoy tu puedes hacer tres cosas por tu mente, tus emociones y tus hábitos;


1) Entrenar tu mente puede consistir de estar periodos del día en silencio, llevar un diario, meditar, no ver noticias, escuchar audios o videos que te aporten y leer libros de crecimiento personal. Ordena tu mente antes de que ella siga desordenándote a ti.


2) Manejar tus emociones es un proceso donde puedes comenzar con hacer una lista de emociones y/o sentimientos que evitas o afectan tu enfoque o tu productividad (personal o profesional) y qué puedes hacer para conocerlas, enfrentarlas, atravesarlas y saber manejarlas. En algunos casos tal vez requieres el apoyo de un profesional. Maneja tus emociones y no permites que tus emociones dominen tu vida.


3) Piensa en un hábito que podría ser de gran valor para ti incorporar a tu vida. Ejemplo, hacer ejercicio por 20 minutos tres veces en semana. Leer un capítulo de un libro diariamente. Reducir el consumo de azúcar. Elige uno solamente y comienza un día a la vez. Un nuevo hábito puede ser el comienzo de una transformación sin precedente.


Dicen que somos la suma de nuestros hábitos. Tanto los buenos como los malos. Los que practicas conscientemente, así como los que siguen presentes de manera inconsciente, que no te permiten seguir expandiéndote como tu quisieras. El éxito es un reflejo de los hábitos que sigues desarrollando e incorporando a tu vida. Así como la falta de éxito es la renuencia de querer seguir desarrollando nuevos hábitos. Hoy es un buen día para comenzar con uno. ¿Qué vas a hacer al respecto?


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!


Hora de crear tu historia de éxito: Sergio Hernández Ledward, Paula Morelos y yo estaremos ofreciendo el programa "Los nuevos héroes virtuales y sus historias", que combina responder tu llamado, desarrollar tus habilidades de hablar en público y contar historias con poder on line. El mismo comienza el 1 de junio. Cupos limitados y a un precio que jamás se repetirá. Si deseas más información puedes enviar un mail a jorgeamp63@mac.com o un WhatsApp al +5215511392095.


Si deseas ver el Facebook Live donde expando en este tema, puedes verlo aquí:


https://www.facebook.com/Jorgemelendezlc/videos/10163521777765173/


#crecimientopersonal #hábitos #mente #emociones #blogger #anquiro #inteligenciaemocional #éxito #pandemia #oportunidad


Tienes una gran oportunidad para entrenar tu mente, manejar tus emociones y desarrollar un nuevo hábito.

69 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector