• Jorge Meléndez

Armonía: tu tesoro más preciado

A nadie le gusta escuchar a un cantante desafinado. Si has visto alguna vez alguno de los programas de talento (tipo La Voz, Factor X, America tiene talento, etc.), en el momento en que se presenta alguna persona en las audiciones y canta de manera desafinada, ves las caras del jurado entre sorpresa, terror o empatía. Saben que la persona viene con un sueño, pero la falta de armonía vocal (o talento) no les permite faltarle a la honestidad y decirle que no es su momento.


¿Qué pasa cuando a uno de los aspectos de nuestra vida le falta la armonía? No estoy hablando de equilibrio, me refiero específicamente a la palabra armonía. Yo he sido una persona que durante gran parte de mi vida le prestaba más atención al equilibrio que a la armonía. Pensaba que tenía que mantener mi vida equilibrada, mi estilo de vida equilibrado y buscar poder hacer lo mejor que podía para sostener un equilibrio.


En busca de querer equilibrar muchas cosas, no me importaba si estaba viviendo de manera desafinada y sin armonía. El estar tan enfocado en querer lograr ciertos objetivos o metas me llevó a descuidar esa armonía que podía imperar en aspectos importantes de mi vida. Esa desarmonía se vio reflejada en relaciones de pareja, en cuidar relaciones interpersonales, en situaciones laborales, en negocios y conmigo mismo.


¿Cuántas veces por complacer a los demás no estás en armonía contigo mismo? ¿Cuántas por querer que los demás sean felices, tu eres el primero que vives resentido? ¿Cuántas veces por evitar el conflicto vas por la vida culpándote o castigándote por no decir lo que realmente quieres decir?


En tan común escuchar a la gente decir "yo prefiero tener equilibrio en mi vida". Muchas veces por tener "ese equilibrio" pagan el precio de no tener uno de sus más preciados tesoros: la armonía.


Armonía no es quedarte callado.


Armonía no es evitar el conflicto.


Armonía no es complacer a todo el mundo.


Armonía no es decirle que sí a todo el mundo o a todo lo que te piden.


Armonía no es negar la realidad para que todo permanezca en calma.


Armonía no es llevarte bien con todo el mundo.


Lo triste es que creemos que esto es armonía, mientras nuestro mundo interno vive en desarmonía. Mientras el mundo percibe que todo luce en calma en tu vida, en realidad el conductor de la orquesta esta fuera de foco. Todo parece estar "equilibrado" pero en realidad el que dirige la orquesta, los músicos que tocan y la canción que desean tocar, no están en sincronía. No fluyen las notas, no se entiende la interpretación y la experiencia de la canción no es la mejor.


A veces hay que salirse del "equilibrio" para encontrar tu tono, tu afinación, tu nota musical, tu verdadero registro. Al igual que un cantante, o un músico, este requiere practicar una pieza muchas veces hasta que logra dominarla y hacerla suya. Eso pasa con los seres humanos. Tenemos que estar dispuestos a decir lo que nadie quiere escuchar, estar dispuesto a enfrentar lo incómodo, estar dispuesto a ser señalado, a darte a respetar, estar dispuestos a perder o que salga gente de nuestra vida, a hacerte valer y a enfrentar miedos.


Armonía es cambiar de hábitos.


Armonía es cambiar de creencias.


Armonía es cambiar de patrones de comportamientos.


Armonía es conectar con tu mundo interno, no vivir cegado por el externo.


Armonía es trabajar con tus emociones y sentimientos.


Armonía es saber que vas a sonar desafinado en ocasiones.


Armonía es reconocer lo desconectado que hemos estado de un propósito integral de vida. Es fácil caer en la tentación de sobrevivir y querer equilibrar las cosas a costa de vivir en desarmonía. Armonía es practicar, es ir aprendiendo las escalas, las notas, la importancia de tener tu propia voz, una presencia y un día valorar tu armonía más que nada en tu vida. ¿Qué vas a hacer al respecto?


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Te invito a que lo compartas con gente como tu. Te invito a que lo compartas con personas como tu y que podamos crear una comunidad de gente que cree en otros y podemos servirle a manifestar sus sueños a través del servicio y agregar valor.


¡Gracias a todos porque no sólo llenamos 1, sino 2 grupos de Mentes Maestras! Más de 40 personas de siete países tomaron acción. Si quieres ser parte de una comunidad que va a impactar al mundo, a un precio sumamente razonable, vas a tener la oportunidad de ser parte de un tercer grupo que comienza en julio. Cupos limitados. Envía un email a jorgeamp63@mac.com para recibir más detalles. Hay una oferta hasta el 30 de junio para los primeros que tomen acción.


#crecimientopersonal #armonía #consciencia #valorarte #equilibrio #blogger #mindset #retarte #propósito #anquiro

Muchas veces confundimos armonía con evitar el conflicto.

70 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector