• Jorge Meléndez

¡O eres víctima o eres responsable!

Actualizado: 4 de abr de 2019

Esta última semana ha sido una de muchos desafíos para mi, a todos los niveles. Tanto a nivel emocional, personal, profesional, económico y espiritual he sido desafiado a realmente ver cuáles son las creencias que viven en mi mente y mueven mi campo de acciones. He tenido que observar si realmente practico lo que digo que creo (y predigo).


He comprendido que no se puede ser responsable y víctima a la vez. Si digo que soy responsable, no puedo usar ninguna excusa, razón o justificación para no hacer las cosas. Las víctimas se quejan, señalan, comparan, repiten lo mismo y se dicen algo para justificar una posición que sólo mantiene las cosas en el mismo lugar. Mueres con la razón, pero no creces o recibes la lección de lo vivido. Las víctimas buscan el crédito y encuentran los culpables.


Ser responsable es un acto de valentía, es aceptar las consecuencias de los actos, especialmente cuando salen mal y afrontas los precios a pagar. Ser responsable es sacar el líder que llevas dentro y ver en qué condiciones se encuentra. Muchas veces requieres reconocer que no sabes, que eres ignorante, que careces del conocimiento, que tienes miedo, pero si lo enfrentas con humildad, apertura, flexibilidad y vulnerabilidad, vas a crecer y darte cuenta que tu verdadera grandeza vive en tu inocencia y eso es como tener un super poder que no sabías lo grande y valioso que puede ser.


No es fácil llegar a esta realización, ya que puede implicar muchas cosas. Desde tener que verte o lucir mal ante la opinión pública, estar dispuesto a ser expuesto, a ser criticado, a que no te respalden, a tener que caminar solo y enfrentar los miedos que habían estado ocultos detrás de la pereza, la indiferencia, el orgullo o la arrogancia.


El camino de ser responsable o una víctima no es meramente elegir o decir "yo soy responsable", sino ver cómo tu vida cambia, tus circunstancias cambian, pero cómo tu lenguaje, tus pensamientos y tus actos muestran una congruencia que afirman que eres responsable. Como escuché este pasado fin de semana, "cuidado que no estés viviendo el síndrome del impostor", que dice una cosa, pero sus actos son otros.


Cuando has sido un profesional independiente por más de veinticinco años, es bien fácil caer seducido por tus habilidades y talentos y entrar en una especie de pereza intelectual y una mentalidad de auto-empleado esperando que te llamen. Como no tienes un jefe, no le respondes o reportas a nadie, eso es suficiente para llegar a un estado de comodidad donde crees que es nirvana, pero en realidad no has definido nada. Has creado demanda, pero sigues esperando a ser llamado.


Ser bueno en lo que haces te puede conseguir un trabajo y hasta ser bien remunerado por ello. Ahora, presentar tus habilidades al mundo de manera que impacte a muchas personas y puedas desarrollar una manera de auto generar un modelo donde tu eres el generador, no estás esperando a que te llamen, conlleva mucha valentía. Es por ello que elogio y admiro a los que están emprendiendo, pero sobretodo, los que están aprendiendo y compartiendo con el mundo la experiencia de su proceso.


Hoy tal vez tu estás emprendiendo en algo, estás pensando en dar el salto o quieres crear una alternativa mientras sigues trabajando. Lo que puedo decirte es que conlleva creer en ti, enfrentar tus miedos y estar dispuesto a ser responsable. ¿Será fácil? No, para nada. Pero al final del día, tendrás una gran satisfacción: hiciste lo que tu ser, tu corazón y tu propósito en esta vida te dicen que hagas. Vivir tu sueño.


Esta elección de víctima o responsable muchos piensan que es cuestión de elegir y no se escuchan a si mismos. No miran sus pensamientos, sus creencias, sus excusas y/o justificaciones, sus actos y cómo defienden muchas veces la mediocridad en vez de mirar lo que es la excelencia en sus vidas.


Más que una elección, requieres estar alerta, observarte, escucharte y ver cómo eres en esos momentos que la vida te pone a prueba, especialmente cuando caes en comportamientos y patrones que sabes que no son de una persona responsable. ¿Qué vas hacer al respecto? Mañana vamos a ver cómo colapsamos el decir que somos "abundantes, mientras perpetuamos una mentalidad de escasez".


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! te invito a que lo compartas con gente como tu. Recuerda que en junio comienza nuestro primer grupo de Mentes Maestras, si deseas saber más sobre el mismo o ser parte del primer grupo de 25 personas, enviamos un mensaje a jorgeamp63@mac.com.


#crecimientopersonal #víctima #responsable #mentalidad #liderazgo #coaching #mentoría #blogger #anquiro #abundancia


Ser responsable es mirar cómo vives y comunicas lo vivido


164 vistas1 comentario

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector