• Jorge Meléndez

Tesoros que esperan por ti

¿Cómo podemos convertirnos en Guardianes de nuestras ideas en vez de mercenarios de las mismas? Dicen que "las mejores cosas en la vida son gratis". Pues nuestras ideas si lo son. Son gratis y llegan todo el tiempo. Si lo permites. Valorarlas y verlas como tal es la oportunidad.


Ayer mencioné algunos de nuestros caza fantasmas de ideas. Entre ellos se destacan: nuestra mente, el cinismo, la desconfianza (en nosotros mismos especialmente), los miedos, la incredulidad, la mentalidad de carencia o escasez, los hábitos, la gente que nos rodea, la sociedad, el pasado o las historias que nos hacemos, lo que creemos (y no creemos) de nosotros mismos y la vida, lo que ves, lo que escuchas, lo que te distrae y lo que haces para sabotearte, etc.


El problema no es que existan, es la manera en que le seguimos dando vida y permanencia en nuestro diario vivir. Es como si ya fueron reales y son objetos inamovibles que nunca van a cambiar de forma o van a ser permanentes en nuestra existencia. Si no estaban ahí cuando llegamos a este mundo, algo podemos hacer para que no sigan estando en este momento.


Tu vida va a ser marcada por una de dos cosas: la manera en que usas tu creatividad para manifestar la vida que quieres vivir o ser el objetivo de la creatividad que otros usan para manifestar los sueños que ellos quieren lograr. Es por eso que uno de tus activos más importantes no puede seguir dormido, apagado, recluido en algún lugar remoto o pensando que no puede elevar su estatus. ¡Basta!


¿Qué es lo más que hace un niño desde que abre los ojos en la mañana hasta que los cierra en la noche? Soñar, imaginar, crear, actuar y volver hacerlo. Y lo repite cuantas veces sea necesario por que su principal objetivo son tres: divertirse, ser feliz e incluir a otros. No está planeando, buscando estrategias, ni siquiera pensando en lo que sucede en su entorno.


Es como si viviera en una burbuja aprueba de aprobación social, de lo que piensan los demás, de la opinión de otros y de todo el ruido social que nos lleva a "distraernos de la vida", como dijo una vez Facundo Cabral. Esa burbuja tiene un propósito: cuidar unos elementos que son indispensables para ser un ser humano en cuerpo de un niño. Su imaginación, su creatividad, su habilidad de soñar, poder expresar lo que siente en lo que dice y poder ser auténtico al hacerlo son su razón de SER.


Hay cinco aspectos de tu vida que mereces cuidar, proteger, estimular y hacer lo que sea necesario para que crezcan y maduren. Estos son tu imaginación, tu creatividad, tu capacidad de soñar, tu capacidad de auto-expresión y tu autenticidad. Algunos podrán decir o pensar, "eso es para artistas o para personas que tienen el tiempo o la vida hecha para hacerlo". Puedes hacerlo, pero es sólo una forma de usar tu cinismo o incredulidad nuevamente como un caza fantasmas.


¿Qué puedes hacer al respecto?


Reconocerte - el primer paso es darte cuenta que no naciste con una cuenta de banco creativa en blanco, sólo dejaste de usarla y pasó a estar inactiva. Hora de reactivarte.


Busca tu espacio - tener un espacio para conectarte con tu ser interno es vital. Puede ser un espacio en tu casa, en tu habitación o en la naturaleza es crítico.


Conviértelo en un hábito - trabajar con tu creatividad, por mencionar uno de ellos, es como ir a un gimnasio. Míralo como un músculo que requiere acondicionarse, fortalecerse y ver como se muestra cuando se hace el trabajo. La creatividad es una habilidad que se manifiesta en la medida en que se desarrolla.


El silencio es tu amigo - tener espacios diarios para entrar estar en quietud, silencio y escuchar más allá del mundanal ruido que sale de true cabeza es vital.


Escribe - tener un diario, un cuaderno para anotar, tener una libretista cerca de tu cama o en tu carro o donde pasas más tiempo es importante. Las ideas llegan en cualquier momento y requieren atraparse cuando llegan, porque luego se olvidan o no se toman en cuenta.


Tener sesiones de lluvia de ideas - esto puede hacerse solo, pero hacerlo con un grupo de personas que no buscan juzgar o evaluar ideas, sino ver la estimulación de ellas puede ser muy valioso. (Existen cursos de Design Thinking que se pueden tomar y estas sesiones se pueden hacer con el uso y el propósito de ideas es práctico).


Círculo de influencia - las ideas son valiosas. Cómo usarlas, cuándo usarlas y de qué forma usarlas puede ser el paso que requieres entrenarte o conocer para ver cómo estos diamantes se pulen o se conservan. Míralo de esta manera, las ideas son como el vino y los diamantes: algunas se conservan y al tiempo se usan, otras requieren pulirse y someterse a presión para ver el valor que tienen. Tener un círculo de influencia, de personas que valoran y retan tus ideas es crítico si deseas crecer.


Estos siete principios pueden usarse tanto para el estímulo de desarrollo de tu creatividad, como tu imaginación, tu capacidad de soñar, tu auto-expresión y tu autenticidad. Estos aspectos nacen en ti y son tuyos, pero requieren estímulo y seguimiento para que puedan crecer y expandirse. Tu grandeza vive en ellas. ¿Qué vas hacer hoy para sacarla de ti?


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Te invito a que lo compartas con gente como tu. Mentes Maestras comienza en junio. Si quieres ser parte de este grupo selecto de líderes que va a dejar una huella en este mundo con su creatividad y sus habilidades, te invito a que me dejes un comentario abajo o escribas un mail a jorgeamp63@mac.com. Los cupos son limitados.


#ideas #creatividad #imaginación #autoexpresión #mentalidad #crecimientopersonal #coaching #blogger #anquiro #abundancia


Tus ideas son como diamantes

98 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector