• Jorge Meléndez

Transforma tus oportunidades

Actualizado: 31 de ene de 2019

Las oportunidades son como un viaje en carro: todo depende si eres el conductor o el pasajero para observarlas, evaluarlas, definirlas y darle el valor apropiado. Si eres el conductor, probablemente vas demasiado rápido (o lento) para darle la perspectiva apropiada. Si eres el pasajero la ves como algo interesante y parte del viaje, pero hasta que no llega el momento de aprovecharla o dejarla pasar, no sabes si tomarla en serio o no.


Hace algún tiempo, tuve la oportunidad de ser parte de un grupo de inversionistas en un proyecto educativo. En ese momento tomé la decisión de formar parte del grupo. Durante unos tres años todo fluyó muy bien hasta que ocurrieron unos eventos entre los socios que no me no sólo me desilusionaron, sino que me llevaron a tomar la decisión de salir del grupo. En ese momento recibí una buena compensación por mi inversión. El problema fue que vi la situación como un pasajero y no como el conductor.


Esto no quiere decir que cambiaría mi determinación, sino mirar la óptica desde dónde la tomé. Al ser parte de un grupo que tenía un rol específico, no tenía que afrontar la responsabilidad de ciertas decisiones, como finanzas, inversiones o mejoras. Mi llamado era aportar desde la perspectiva de socio industrial cuyo talento tiene un valor dentro de una organización. En el momento en que sentí que los que dirigían el coche no seguían una ruta que era de mi agrado, hice lo que todo pasajero que quiere sentirse seguro hace: se baja del vehículo. Nada mal.


Ahora, el punto es que el vehículo tenía una dirección mucho antes de esta situación y yo fui una de las personas que determiné cuál sería. La empresa estaba generando ganancias y el futuro decía que esta seguiría multiplicándose. En ese momento permití que mi reacción nublara mi inteligencia y eso me llevó a no ser parte de lo que es hoy una empresa multimillonaria. Aprendí mucho de esa decisión y de todo el proceso.


¿Qué tiene que ver esto con el tema de las oportunidades? Todo. Si mi vida no tiene un propósito claro, es probable que evalúe las oportunidades de la misma manera: de manera emocional, desde la sobrevivencia o desde qué puedo obtener en ese momento. Por el contrario, si mi vida tiene una dirección y un rumbo, puedo ver la oportunidad desde la perspectiva de cómo me acerca o aleja del rumbo que quiero para mi vida. ¿Qué nivel de riesgo y responsabilidad requiero tomar en cuenta para darle a la oportunidad la perspectiva que se merece? Toda oportunidad requiere un proceso de desarrollo para ver la vida que tiene y la lección que encierra.


Lo cierto es que las oportunidades siempre han existido y, probablemente, nunca dejarán de existir. Ahora, de la manera en que está cambiando el mundo, esta palabra adquiere un significado mucho más grande, amplio y representativo de una actitud, más que algo temporal o incidental.


En el pasado nuestro padres, abuelos o el tío ingenioso, decían que "nos van a llegar una, dos, o tal vez, tres oportunidades para cambiar nuestra vida de manera radical. Hay que estar preparado para cuando el momento llegue, saber cómo aprovecharla". Con la manera en que ha cambiado, y seguirá cambiando el mundo, ahora las oportunidades son más frecuentes y sin señales claras.


Antes le decíamos oportunista, a la persona que sabía cómo y cuándo manejar las oportunidades que le llegaban a la vida. Hoy le llamamos "influencer" porque las oportunidades se multiplican como cambia el mundo: de manera mucho más acelerada y sin un plan o ruta definida. Se requiere estar mucho más alerta, conectado, flexible y abierto a nuevos rumbos porque ya las rutas del pasado no nos conducen a las misma lecciones: el problema no es la oportunidad, sino la manera en que la evalúas.

¿Cómo evalúas tus oportunidades?

¿Qué quieres?


¡Gracias por leer este blog! ¡Te invito a que lo compartas con personas como tu!


#crecimientopersonal #oportunidades #lecciones #mindset #abundancia #miedo #responsabilidad #valentía #blogger #anquiro





88 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector