• Jorge Meléndez

Tu detector de verdades del 2018

Cada cierre de año es igual y es diferente. Igual porque es sólo una fecha. Diferente porque cada vez que llega este momento te enfocas en lo que quieres y a eso le das un valor o una energía diferente y por eso tal vez el número (del año) tiene más significado que otro. ¿Qué significa para ti el cierre del año?


Si no tiene ninguna importancia, si ya no le prestas ninguna atención, si ya dejaste de ponerle energía a estos momentos, tal vez no quieres seguir leyendo porque poco te importa. (Quizás quieres leer por eres de los que dices no, pero tu curiosidad te mata). Ahora, si este momento si tiene importancia para ti, si le prestas atención o si alguna energía (ya sea positiva o negativa) sientes un día como hoy, te invito a que sigas leyendo.


¿Cómo anda tu detector de verdades en este momento? Y si, detector de verdades, porque sabemos que existe un detector de mentiras. En este momento, como estás contigo mismo, tal vez en un momento de reflexión o hasta solo, no puedes mentirte. Estos son los momentos donde las verdades emergen. Un gran amigo dice: "es en el silencio y en la reflexión cuando las verdades pertubadoras te hablan".


Tu detector de verdades tiene tres componentes: lo que dice tu nivel emocional, lo que dice tu nivel de energía y lo que dicen tus resultados. Ahora mismo tus emociones dicen algo. Si no te están diciendo nada es muy probable que estés desconectado de tu propia realidad o de tus emociones sobre lo que vives. Y no estoy hablando si tus emociones están bien o mal o si debes estar sintiendo esto o debes estar sintiendo lo otro. Simple: ¿qué emoción es predominante o más notable en este momento? ¿Qué sucedió? ¿Qué puedo hacer para procesar la emoción? (Procesar no es analizar, sino enfrentar y liberar de manera efectiva).


¿Cómo anda tu nivel de energía? Y no me refiero a si hoy tienes energía, sino energía hacia las cosas que importan: tu familia, tu pareja, tus finanzas, tu salud, tu crecimiento personal o profesional, tu espiritualidad, etc. Si tu energía no es alta o más elevada de las que tienes todos los días, tal vez tu energía vital te está diciendo algo que debes atender. Tal vez requieres cambiar tus patrones de descanso, de alimentación, de trabajo, poner límites en tus relaciones, saber decir que no, aprender a delegar. Si tus niveles de energía no reflejan un incremento en cosas que son importantes, es una señal de que algo debes hacer al respecto. Es fácil elevarla para otros y no para ti. (Ojo, esto es bien común).


Finalmente, el área que no miente no importa cuantas excusas, razones, justificaciones o cuentos te hagas: tus resultados. Aquí va a pasar una de tres cosas: nunca miras esa área (lo cual dudo) porque ya no tienes interés o guardas un sentimiento (negativo) o una creencia limitante al respecto y para no ilusionarte, prefieres evitarla. Otra cosa es que no hiciste declaraciones o metas para el año y ahora te sientes satisfecho o insatisfecho por lo que tienes o por lo que no tienes (muy común) o hiciste una serie de declaraciones y ahora requieres mirar lo que dice el marcador o tablero de resultados.


Si nunca miras ese aspecto, te invito a que mires bien si hay algo de tu pasado que te llevó a hoy pensar de esa manera. Si hay una razón hay algo para trabajar. Es cómodo querer pretender que no pasa nada, cuando dentro de ti sabes que si pasa algo y ese algo este matando tu capacidad de crecer y vivir. Si eres de los que nunca haces declaraciones, tal vez sería bueno considerar si vale la pena todos los años jugar el juego de la ruleta rusa y ver qué suerte te toca cada 31 de diciembre si sigues jugando el juego de no cambiar o estar consiente de tus actos y pensar que las cosas pasan y nada está bajo tu control. (Controlas poco, pero cosas como tu mente, tu actitud y tu campo de acciones si los defines).


Para los que todos los años declaras metas, objetivos, avances, crecimientos o algún tipo de incentivo que te lleve a ser mejor, en este momento puedes estar celebrando, lamentando o algo en el medio. Si lograste el objetivo debes estar sintiendo y pensando muchas cosas. Sugerencia: disfruta el momento y no te vayas al futuro a sentirte angustiado por el temor de que algo malo vaya a pasar. Por lo menos por hoy celebra el logro y ya mañana piensas en como mejorar el logro del 2018.


Si no lograste el objetivo o los objetivos de este año, recuerda que no es una sentencia permanente, sino una lección o paso en el camino. Ahora es un buen momento para revisar lo que no viste o quisiste ver, lo que tal vez no estuviste dispuesto a hacer en el momento o qué señales no le prestaste atención. Procesa la emoción, toma responsabilidad y date unas 24 horas para procesar y liberarte del resultado. Luego mañana te preguntas: ¿cómo lo vivido en el 2018 me hará mejor en todos los aspectos y lo voy a usar como combustible para alcanzar un nuevo nivel en mi vida?


Dicen que la verdad te hará libre. Ahora mismo dentro de ti está la verdad y lo única forma de usarla para que te libere es si la enfrentas, no para juzgarte, no para criticarte, no para compararte, sino para verla, aceptarla, sentirla, procesarla, liberarla y abrir un nuevo espacio en ti para que el 2019 sea un año sin precedente en tu vida. ¡Feliz año nuevo!


¡Gracias por leer este blog! Te invito a que lo compartas con gente como tu que busca crecer, mejorar y descubrir su mejor versión.


#crecimientopersonal #anquiro #blogger #verdad #libertad #inteligenciaemocional #sentir #creencias #hábitos #resultados


Hora de detectar verdades

72 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector