• Jorge Meléndez

Tu dragón de tres cabezas

"Eres lo que piensas; y el mundo que te rodea, tanto animado como inanimado, se verá tal como tus pensamientos lo visten", James Allen de "La riqueza está dentro de ti".


Dicen que lo que realmente creemos sale a relucir cuando somos puestos a prueba. Ahí vemos si lo positivo, lo optimista, todo el trabajo de crecimiento personal, de consciencia y de prosperidad es realmente trabajo bien hecho o agua que se lo llevó el río. Algunos olvidan todo lo que han leído, todo lo que han aprendido, los talleres que han hecho y son poseídos por un ser que dicen que murió (por lo menos eso dicen o pensaban) y comienzan a hacer cosas que dicen que ya no volverían a hacer.


¿Qué sueles hacer cuando la vida te pone a prueba, especialmente en aspectos económicos, emocionales, de pareja, familia, trabajo o salud? Honestamente. ¿Cuánto confías en el trabajo que has hecho o regresas a los viejos hábitos que te llevaron a estar en la posición en la que te encuentras otra vez? ¿Qué precios pagas por volver a lo mismo?


Tus creencias limitantes salen a relucir cuando tienes razón para justificar su existencia y validarlas en tus comportamientos. Simple, para seguir sobreviviendo. Pero es en ese preciso momento cuando la vida te esta diciendo que es el momento de comenzar a enfrentar tus miedos y darle validez a una nueva creencia, especialmente en el momento cuando no tienes evidencia para sustentarla.


Las creencias tienen tres efectos en los seres humanos: excluyen (todo lo que no es igual o parecido); programan (quedan definidas por una serie de comportamientos y actitudes) y limitan (cada vez que algo atenta contra el bienestar, la estabilidad o la destrucción de dicho paradigma se activan todas las alarmas de pánico). ¿Cómo tus creencias se reflejan en tu vida?


Este año, por lo menos para mí, ha sido uno de los más desafiantes e inciertos que he vivido en mucho tiempo. En todos los sentidos: emocional, profesional, económico, personal y hasta físico. He pasado por momentos muy difíciles donde muchas de mis creencias han sido puestas a prueba (hasta mi fe). Estoy claro que no soy el único, ya que todo el mundo vive esto (y peor) todos los días.


"Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. Está fundado en nuestros pensamientos", Buda.


Lo que ha sido diferente esta vez, contrario a otras veces en mi vida, cuando he vivido situaciones similares, es que no me he desenfocado del trabajo interno que he realizado. Es más, creo que ha sido una de las etapas cuando mayor enfoque, disciplina y creatividad he tenido. Otras veces he caído ante la desesperación, pensamientos de escasez, de sobrevivencia y de justificar acciones por la "necesidad".


Es hora de convertirte en un mercenario de tus creencias limitantes. Cuidado con leer esto y pensar en hacerlo sólo cuando las cosas van mal. Tocar fondo no es verte solo, sin dinero, en la calle, sin amigos, sin trabajo o sin familia, sino reconocer como tu soberbia, tu arrogancia, tu prepotencia, tu orgullo, tu vergüenza o tus miedos te ciegan a quedarte en un lugar cómodo y donde puedes seguir cubriendo tus creencias limitantes con actos que sólo reflejan tu sobrevivencia. Es triste ver cómo los seres humanos esperamos al dolor para reaccionar, cuando es el amor el que espera florecer detrás de todo esto.


¿Qué puedo hacer diferente en ese momento? Enfrentar el miedo y no caer ante la seducción de hacer lo que sea por mera necesidad. Es una oportunidad para pedir apoyo (no rescates). Pedir apoyo puede ser escuchar a alguien decirte todo lo que no quieres, no te gusta y te duele escuchar para que realmente toques fondo. Conocer hasta cuánto estás dispuesto a salirte de tu imagen, de defender tu EGO, de no seguir escondido detrás del "que dirán", de ser humilde, de reconocer que este mundo y la vida pueden cambiar de un minuto para el otro y no es cuestión de tener seguridad, sino confianza en ti mismo.


El dragón de tres cabezas tiene nombre figura, identidad y forma de manifestarse. Aquí lo tienes:


1) No soy capaz


2) No soy suficiente


3) No valgo/no merezco


Si miras detenidamente en todas las áreas de tu vida este dragón no solo aparece, sino está dejando una huella. Estas tres creencias son las que te llevan a inventarte mil y una excusas para quedarte en la mediocridad. Llegó la hora de decir ¡basta ya! y hacerle frente. Mañana vamos a definir esto al ver cómo convertirte en un cazador de tus dragones.


¡Gracias por sacar de tu tiempo para leer este blog! Te invito a que lo compartas. Puedes escuchar nuestro podcast aquí, https://anchor.fm/jorgemelendez/episodes/Tu-eres-el-mundo---Ep-21-e2h7vs y nuestro más reciente episodio de YouTube puedes verlo aquí, https://youtu.be/K2s93rLl5DA.


#crecimientopersonal #blogger #anquiro #mentalidad #lenguaje #creencias #declarar #afirmar #manifestar #dragón


Tu rival te espera, no esta muy lejos

69 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector