• Jorge Meléndez

Tu entrada al paraíso

Actualizado: 9 de nov de 2019

$8.98 (ocho dólares con noventiocho centavos), ese precio jamás lo olvidaré. Eso costaba un disco de acetato cuando trabajaba en Discomania. La razón por la que no olvido ese precio es porque todos los viernes, entre 3 y 7 de la noche, y los sábados, llegaban a la tienda entre 30 y 50 niños y jóvenes que guardaban toda la semana para comprar el disco de su artista preferido.


Ya fuera Iron Maiden, Journey, Metallica, Aerosmith, Prince, The Police, Madonna o cualquiera de las muchas figuras populares de la música, para cada uno de estos jóvenes era una recompensa cerrar su semana, con un premio de su preferencia. La música era su paraíso y su artista la razón para entrar a descubrirlo.


Dicen que las mejores cosas en la vida son gratis. Otras no cuestan tanto. El punto es que no se requiere de mucho para alcanzar algo, sino ahorrar varios poquitos que, finalmente, harán lo suficiente para alcanzar algo de tu preferencia.


Tus mejores clientes no son los que gastan más, sino los que creen en lo que ofreces y la manera en que lo ofreces. Cuídalos porque si comienzas a sumar lo que cada uno te aporta, puedes alcanzar mucho sumando de a poco, que esperar que lleguen los pocos que puedan pagar mucho.


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!







100 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector