• Jorge Meléndez

Tu liderazgo y tu espiritualidad

Esta mañana realizaba una sesión de coaching grupal, enfocado en uno de los libros de John Maxwell, cuando surgió el tema de lo desafiante que resulta ser disciplinarse y desarrollarse en cuanto a liderazgo se refiere. Desarrollar liderazgo implica aprender, capacitarse y conocer lo que es ser un líder y vivir desde el liderazgo, no la autoridad o el dominio.


Por otro lado, el crecimiento en liderazgo implica aplicarlo, practicarlo y ayudar a otros a desarrollarse en dicho aspecto. O sea, que no es algo que meramente se adquiéranme o se aprende, se mete en la cabeza y se hace de manera automática. Es un proceso y requiere desarrollar una serie de músculos muy específicos para que el líder que vive en ti pueda tener una presencia en tu vida y dejar una huella en este mundo.


La eterna pregunta de, ¿los líderes nacen o se hacen?, tal vez nunca tenga una respuesta clara y concisa, pero lo cierto es que con los años que he estado expuesto al crecimiento personal y el trabajo de transformación personal, he sido testigo de la manera en que miles de personas han desarrollado habilidades y destrezas de liderazgo. Claro está, unos más que otros, pero los resultados han sido notables.


Los que más se han desarrollado es por que han estado dispuestso a convertir su crecimiento en su misión de vida. Algunos a nivel casi de obsesión. Son personas que respiran liderazgo, viven liderazgo y sostienen al mundo en liderazgo. Esto es un trabajo continuo y que requiere de un alto nivel de dedicación, compromiso y disciplina. Hay muchos que hablan, o dicen, que son líderes, pero a la hora de practicarlo o aplicarlo, son más palabra que acción.


Hasta cierto punto, el liderazgo y la espiritualidad van de la mano. Ambos aspectos son altamente mal interpretados, confundidos y aplicados de manera equivocada en muchos lugares. Aprender de liderazgo y de espiritualidad implica conocer el origen de lo que es y de cómo verdaderamente se aplica.


Una vez Jim Rohn dijo: la espiritualidad es algo que requiere "aprenderse leyendo la Biblia o los documentos sagrados de otras ideologías, aplicarlo, practicarlo y compartirlo con otros en la manera en que vives". En pocas palabras, que espiritualidad no es meramente creer en Dios y tener una relación esporádica con él, sino conocer su origen, saber lo que es realmente vivir una vida espiritual, aplicarlo y ponerlo en práctica y compartirlo con la gente que es parte de tu vida.


La espiritualidad es conocer un mundo invisible a través de practicas visibles que implican desarrollar cualidades como la empatía, la decisión, el respeto, la generosidad, la disciplina, el compromiso, la perseverancia, el creer en ti, que eres merecedor de lo que Dios tiene para ti y que puedes compartir con el mundo este mensaje de vivir de una manera coherente y congruente. En los últimos veinte años de mi vida he visto que trabajar mi espiritualidad y mi liderazgo tienen muchas cosas en común y son muy similares.


El liderazgo es creer en algo que no ves, una capacidad que no puede ser validada con cosas externas, sino con desarrollo interno. Es identificar y desarrollar habilidades muy similares a la espiritualidad. En cualquier momento de la vida tu puedes elegir trabajar tu liderazgo, así como tu espiritualidad, y llevarlo hasta donde quieras. De la misma forma en que no sabemos si el líder nace o se hace, tampoco sabemos si tu destino espiritual es definido desde que naces o con el paso por la vida.


Lo que si sabemos es que ambos aspectos requieren un trabajo consciente, disciplinado, profundo y consistente para verse en tu vida, en tu manera de vivir y en el impacto que dejas en el mundo. Yo no sé si Martin Luther King fue más un líder que un líder espiritual, pero si se que cuando escucho sus palabras tocan un aspecto en mí que trascienden mi humanidad. Lo mismo me pasa cuando escucho a Ghandi, Buda, y muchos otros. Jesús es un punto invertido, nace como un maestro, hijo de Dios, pero su vida es una ejemplo de liderazgo.


Ahora, si vemos lo que tienen en común muchos de los mencionados, así como otros que no, es que dedicaron su vida a vivir de una manera, no en espera de obtener algo. Vivieron para servir, para dar, para mostrar otro camino y para demostrar con su prácticas y su ejemplo que es posible vivir una vida de liderazgo, de espiritualidad y de estar en contacto con nuestra grandeza. Pagaron grandes precios, pero su caminar fue huella para la humanidad. La pregunta es: ¿hasta qué punto vas a desarrollar tu liderazgo y tu espiritualidad en tu vida?


¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Te invito a que lo compartas con gente como tu que busca crecer y mejorar.


#crecimientopersonal #anquiro #blogger #liderazgo #espiritualidad #martinlutherking #ghandi #fe #desarrollo #legado


Desarrollar tu liderazgo y tu espiritualidad tienen mucho en común

160 vistas

Sigue a Jorge Meléndez en: 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Twitter Social Icon
  • Icono social LinkedIn

© 2018 Jorge Meléndez

      Dream Connector